Esperanza Aguirre
Aguirre, hablando ante los medios de comunicación. Ángel Díaz / EFE

Un centenar de empleados públicos aprovechó este miércoles el acto de conmemoración del 25º aniversario de la Academia de Policía Local de la Comunidad de Madrid —situada en el distrito de Fuencarral de la capital—para protestar contra los recortes y abuchear a las autoridades públicas asistentes, entre ellas, la delegada de Gobierno, Cristina Cifuentes, y la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol.

La consejera Regina Plañiol presidió el acto en sustitución de la presidentaAunque, en un principio, los manifestantes esperaban la llegada de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tal y como estaba programado en su agenda oficial, finalmente la dirigente autonómica evitó acudir a la cita. En su lugar, se desplazó a la capilla ardiente del profesor y uno de los padres de la Constitución, Gregorio Peces-Barba, situada en Colmenarejo.

No obstante, las proclamas contra Aguirre continuaron y perturbaron la ceremonia de entrega de diplomas de graduación a 22 agentes, acto que fue presidido por la consejera Plañiol en sustitución de la jefa del Ejecutivo.

"Esto son mamandurrias"

Al grito de "Esto son mamandurrias" [en referencia a las declaraciones que Aguirre hizo el lunes] y  "Que el próximo parado sea un diputado", los manifestantes se hicieron oír dentro y fuera del perímetro mediante bocinas, pitos y sirenas.

Los sanitarios de un centro cercano se acercaron a protestar en bataEn el grupo había representación de los cuerpos de bomberos, policías e incluso médicos, enfermeras y auxiliares, puesto que el Hospital Doctor R. Lafora se encuentra al lado de la Academia, con lo que algunos de sus trabajadores aprovecharon para salir a la calle ataviados con su vestimenta de trabajo.

En momentos clave como el himno nacional, la ofrenda floral o la entrega de diplomas, algunos manifestantes pidieron a través del megáfono "respeto", pero, aunque bajó la intensidad, algunos gritos continuaron. La delegada de Gobierno criticó que los concentrados pitaran e insultaran mientras que se escuchaba el himno nacional: "Me parece una falta de respeto bastante grave".

Consulta aquí más noticias de Madrid.