Jennifer Hudson
La actriz Jennifer Hudson, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Un juez estadounidense condenó este martes a cadena perpetua al excuñado de la cantante Jennifer Hudson, a quien un jurado encontró culpable en mayo pasado del asesinato de la madre, el hermano y el sobrino de la artista en 2008.

William Balfour, de 31 años y que ha mantenido su inocencia, fue condenado por el juez Charles Burns a tres cadenas perpetuas consecutivas sin posibilidad de libertad condicional y a 120 años por secuestro agravado y allanamiento de morada, según el diario Chicago Tribune.

El pasado 11 de mayo, un jurado había declarado a Balfour culpable del asesinato de la madre de Hudson, Darnell Donerson, de 57 años; de su hermano Jason Hudson, de 29, y su sobrino Julian King, de 7.

El 24 de octubre de 2008, la policía encontró los cuerpos de la madre y el hermano de Hudson asesinados a tiros en la casa de la familia en Chicago.

Ese mismo día dieron por desaparecido al sobrino de siete años de la actriz, hijo de su hermana Julia y que apareció muerto tres días más tarde en un vehículo de la familia que había sido robado y abandonado en la zona oeste de la ciudad.

Estaba en libertad condicional

La policía detuvo entonces a Balfour, que se había separado recientemente de la hermana de la actriz y se encontraba en libertad condicional desde 2006 tras pasar siete años en la cárcel por intento de homicidio y robo de un vehículo.

Jennifer Hudson, que saltó a la fama tras participar en el concurso de televisión American Idol y comenzó una carrera como actriz y cantante que la llevó a ganar un Óscar en 2007 por su papel en Dreamgirls, estuvo este martes presente en la lectura de la sentencia contra Balfour, pero no hizo declaraciones.

Balfour ofreció su pésame a la familia Hudson, dijo que todavía ama al pequeño Julian King y reiteró su inocencia.

"El hecho de que estés ante esta corte y nos digas que amas a ese niño es un insulto para todos nosotros", respondió el juez Burns.

Los abogados de Balfour afirmaron que planean apelar la sentencia.