La exconsejera delegada de 'News International' Rebekah Brooks.
La exconsejera delegada de News International Rebekah Brooks a su llegada a Westminster, en Londres. EFE

La Fiscalía británica ha decidido este martes imponer cargos a ocho personas por las escuchas ilegales de la prensa, entre ellas la ex consejera delegada de News International Rebekah Brooks y Andy Coulson, exjefe de prensa del primer ministro, David Cameron.

La Fiscalía de la Corona ha explicado que todos ellos recibirán cargos penales y deberán comparecer ante un tribunal en una fecha aún por determinar, por lo que podrían ser condenados a penas de cárcel.

Los ocho imputados son antiguos empleados de News International, la rama británica del imperio mediático News Corporation de Rupert Murdoch.

Serán acusados de conspirar para interceptar comunicaciones entre el 13 de octubre de 2001 y el 9 de agosto de 2006, lo que afectó a un total de 600 personas, entre ellas famosos como Paul McCartney, Angelina Jolie, Brad Pitt o Jude Law, según explicó este martes en rueda de prensa Alison Levitt, de la Fiscalía de la Corona.

Los pinchazos ilegales les permitieron publicar jugosas exclusivas que inflaron las ventas En el caso de Coulson y Brooks, dirigieron en distintas etapas el tabloide News of the World, en el centro del escándalo por los pinchazos ilegales que durante años le permitió publicar jugosas exclusivas periodísticas que inflaban sus ventas.

Rebekah Brooks, que además de mano derecha de Murdoch en el Reino Unido fue directora del sensacionalista The Sun, ya ha sido procesada en una investigación paralela por este escándalo, al igual que su marido Charlie Brooks, por obstrucción a la justicia.

Según decidió la Fiscalía, la otrora poderosa periodista será además acusada de otros dos cargos, entre ellos uno relacionado con los pinchazos al teléfono de una niña asesinada, Milly Dowler, cuyo descubrimiento en julio pasado destapó este escándalo y llevó al cierre del News of the World.

En el caso de Coulson, quien fue un cercano asesor de Cameron, también se le imputará ese mismo cargo.

El resto de los imputados por la Fiscalía británica son el detective Glenn Mulcaire, considerado el responsable material de los pinchazos; Stuart Kuttner, exdirector gerente del NoW; los exdirectores adjuntos de ese tabloide Greg Miskiw, Ian Edmondson y James Weatherup, y Neville Thurlbeck, exreportero jefe del News of the World, que ya ha sido detenido en varias ocasiones.