Se trata de un viejo proyecto que la Comunidad anunció por vez primera en 2000 y que teóricamente iba a haberse puesto en marcha en 2001. El acuerdo que se suscribirá hoy permitirá hablar por el móvil en toda la línea 8 antes de tres meses. Posteriormente, en 2007, la cobertura habrá llegado a las líneas que dan servicio a la almendra central. Se espera que en el año 2012 pueda usarse el móvil en toda la red del suburbano.