Tomás Gayo
El actor y productor madrileño Tomás Gayo. ARCHIVO

El actor, productor y escritor teatral Tomás Gayo (Madrid, 1960) ha fallecido en Cancún, donde pasaba unas vacaciones, a causa de una grave afección respiratoria por la que fue hospitalizado hace diez días en la ciudad mexicana.

Gayo fue ingresado poco después de llegar a México aquejado de una gravísima afección respiratoria y, aunque durante diez días los facultativos mexicanos intentaron salvar su vida, falleció el pasado sábado, según ha informado hoy en una nota un portavoz de su productora.

Intepretaba el papel de sacerdote en la obra de la que también era productor y adaptadorGayo estaba representando desde octubre del año pasado por toda España "La familia de Pascual Duarte", en la que interpretaba el papel de sacerdote, y era, además, su productor y adaptador.

Tras una primera gira por España, y su presentación en el teatro Fernán Gómez de Madrid, "La familia de Pascual Duarte" debía reanudar las actuaciones el pasado fin de semana en Oviedo.

Gayo, licenciado por la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD) en 1979, comenzó su carrera al lado de Fernando Fernán Gómez, Nuria Espert y Arturo Fernández, con quien aprendió todos los secretos de la producción, organización de giras y administración de compañías.

Decidió fundar su propia productora y se asoció con la actriz Paula Sebastián para montar "Y yo con estos nervios", "Etiqueta Negra" y "Sabor a miel".

Ya en solitario, y al frente de Tomás Gayo Producciones, hizo "La importancia de llamarse Ernesto" (1995), "El apagón" (1997), "El botín" (1997) o las reposiciones de "Pato a la naranja" (2004) y "La señorita de Trevelez" (2008), todas con un gran éxito.

Dos días antes de emprender su viaje a México estrenó en la sala La casa de la portera "Sexageración", que sigue representándose.

Como productor auspició los debut teatrales de Jesús Vázquez, María Esteve, Olivia Molina y Anne Igartiburu, y como actor trabajó en películas como "La reina del mate" (1985), "Boca a boca" (1995) y "El amor perjudica seriamente la salud" (1996).EFE