Ordóñez: "España no estaba preparada para gestionar una crisis de esta naturaleza"

El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
Paco Campos / EFE

"La supervisión ha cumplido bien con su tarea en un periodo excepcional, en el que el país ha sufrido simultáneamente tres crisis—la nacional, la internacional y la europea—", ha defendido Miguel Ángel Fernández Ordóñez a su llegada para comparecer ante la comisión de Economía en el Congreso de los Diputados. No obstante, Ordóñez ha reconocido que se han hecho "mal muchas cosas y sobre todo, no se hicieron muchas que ahora todos ven claro que se deberían haber hecho".

El exgobernador del Banco de España ha aprovechado su comparecencia para  denunciar una "campaña sin fundamento" contra el supervisor por la nacionalización de Bankia y para criticar abiertamente la gestión de la crisis que está haciendo el Gobierno del PP —"Estamos peor incluso que Irlanda"—, ha llegado a decir.

En un intento de justificar su labor al frente de la entidad supervisora, Ordoñez ha subrayado que "España no estaba preparada para gestionar una crisis de esta naturaleza". "La caja de herramientas que estaba en el armario y que había sido utilizada provechosamente en el pasado no servía para afrontar una crisis de esta naturaleza", ha explicado gráficamente Ordóñez.

"Ahora son legión los que critican la burbuja, pero entonces eran pocos los economistas que denunciaron ese modelo", ha continuado explicando Ordóñez ante los diputados que le preguntarán por la crisis financiera y la gestión de la crisis de Bankia.

Poco antes de finalizar su comparecencia Ordóñez ha calificado de "error" la salida de Rodrigo Rato de Bankia, al valorar que se trataba de una "personalidad importante" en el contexto internacional.

"No era necesario", sentenció, para después justificar la aprobación con condiciones del plan de saneamiento de Bankia para evitar el "desastre" en el país. El exgobernador desveló que el supervisor condicionó el plan presentado por Rato a que dejara de tener poder ejecutivo.

Fernández Ordóñez dijo además no tener un "juicio negativo" sobre el expresidente de Bankia, a quien garantizó su "mayor respeto", y aprovechó para deslizar críticas sobre la actuación del Gobierno del PP: "El ruido crea inestabilidad".

Rodrigo Rato comparece el jueves antes la misma comisión.

Causas de la crisis

El exgobernador del Banco de España ha señalado entre los factores "más importantes" que hay detrás de la crisis internacional, pero también de España, el mantenimiento de los tipos bajos de interés durante mucho tiempo y  la "desregulación".

En este sentido, ha indicado que "afortunadamente, el Banco de España no siguió ciegamente esta ideología pretendidamente liberalizadora, sino que fue mucho más riguroso", algo que en su opinión, ha permitido que cuando se originó la crisis internacional, el impacto directo sobre los balances de los bancos fue muy pequeño.

Otro "error" que se cometió según ha manifestado el exgobernador fue el cometido al diseñar la unión monetaria ignorando la recomendación de muchos economistas.

En el caso de España, Fernández Ordóñez ha indicado que "ahora se ve con claridad que las autoridades españolas deberían haber hecho algunas cosas que no se hicieron y que permitieron que se engendrara una crisis bancaria como la sufrida".

Un ejemplo de ello, ha dicho, ha sido la reforma de las cajas, ya que a su parecer, si se hubiera llevado a cabo en los años de expansión, "no hubiera sucedido lo que ha sucedido".

En este sentido, Fernández Ordóñez ha admitido que en la reforma de las cajas de ahorros se actuó lentamente porque se entró en "discusiones interminables sin base económica" y ha dicho que el proceso de reestructuración del sector se hizo en un periodo más prolongado que en otros países del entorno para minimizar el uso de fondos públicos.

Respecto a las causas de la crisis, Fernández Ordóñez ha asegurado que "el problema bancario español se engendró durante los años de expansión desmesurada", es decir, "durante las dos legislaturas del PP y la primera del Partido Socialista".

Más medidas en épocas de bonanza

Para el exgobernador, durante "los años de bonanza" también se deberían haber llevado a cabo reformas de las instituciones laborales que se sabían que generaban tasas de paro "muy altas incluso en los mejores momentos y tasas insoportables en las recesiones", además de aprobar y desarrollar una enmienda constitucional como la aprobada el pasado año que hubiera obligado a tener déficit fiscales.

"También es claro" que se deberían haber adoptado, tanto en España como en otros países, medidas macroprudenciales u otras para enfriar el crecimiento, ha dicho el exgobenador que cree que estos son solo algunos ejemplos "de la larga lista de medidas y reformas que se deberían haber aprobado en la fase de bonanza, cuya responsabilidad en su puesta en práctica corresponde al gobierno y a los legisladores".

En este sentido, ha reconocido que "se puede decir con razón", como ya aseguró el actual gobernador, Luis María Linde, que "también el Banco de España, en su ámbito de competencias, podría haber tomado algunas medidas macroprudenciales que no se adoptaron".

El exgobernador del Banco de España ha apuntado  que "hasta finales de 2011" los indicadores de confianza en España y en su sistema bancario se mantuvieron "en unos niveles relativos alejados de la amenaza del rescate". "Desgraciadamente" la situación ha cambiado, ha dicho.

El exgobernador del Banco de España lamentó que en la actualidad la prima de riesgo española se sitúa en niveles peores a los de un país ya rescatado, como Irlanda.

Ordóñez ha hecho un llamamiento a todas las fuerzas sociales y políticas a abandonar las diferencias y sumarse a un consenso imprescindible para superar la complicada situación que atraviesa España en la actualidad. En este sendido ha alertado de que el enfrentamiento entre partidos políticos para buscar a los responsables de la crisis financiera "mina" la confianza en España y que "cualquier tensión adicional" afectará a la confianza que los inversores tienen en España, unos acreedores que el país va a necesitar "por mucho tiempo" para resolver sus problemas.

Fernández Ordóñez ha calificado de "contraproducente" la búsqueda de "chivos expiatorios" a los que "endosar" la culpabilidad de la crisis porque, en su opinión, "no los hay". Y ha concluido con un mensaje poco tranquilizador: "Independientemente de las responsabilidades de unos u otros en haber llegado a la situación actual, nuestro gobierno y toda la sociedad española van a tener que enfrentarse en los próximos meses a situaciones muy complicadas".

Bankia, "un proyecto atractivo"

Antes que él ha comparecido el exsecretario de Estado de Economía José Manuel Campa quien ha defendido la gestión de la crisis de Bankia y su salida a Bolsa, porque "contribuyó a bajar la prima de riesgo" y porque era "un proyecto atractivo". Aunque Campa ha admitido que se han cometido "errores y excesos" en la banca, ha pedido "exigir responsabilidades concretas".

Las comparecencias del exgobernador y de José Manuel Campa, se incluyen dentro de las comparecencias reclamadas por todos los grupos del Congreso y coincidirán con la firma del memorándum de ayuda a la banca española que aprobó el viernes el Eurogrupo.

El jueves comparecerán, entre otros, el expresidente de BFA-Bankia Rodrigo Rato y la exministra de Economía Elena Salgado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento