El expresidente del Congreso Gregorio Peces-Barba ha fallecido este martes en Oviedo a los 74 años de edad.

Peces-Barba permanecía ingresado desde la semana pasada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), adonde había sido trasladado desde el centro hospitalario Grande Covián de Arriondas.

Fue ingresado en el hospital debido a una insuficiencia renal complicada con otra cardíaca Los portavoces del HUCA, por "expresa solicitud" de la familia, habían declinado ofrecer más información sobre el estado de salud del que fuera uno de los padres de la Constitución española.

El rector fundador de la Universidad Carlos III de Madrid y veterano socialista estaba pasando unos días de descanso en la localidad asturiana de Ribadesella.

Peces Barba fue ingresado en el hospital debido a una insuficiencia renal complicada con otra cardíaca y de la que había sido atendido previamente en el hospital asturiano Grande Coián de Arriondas.

Las fuentes citadas han informado de que la intención de la familia del expresidente del Congreso es que sus restos mortales sean trasladados a Madrid.

Gregorio Peces-Barba es el cuarto "padre" de la Constitución Española que desaparece tras la muerte de Gabriel Cisneros en julio de 2007, Jordi Sole Tura, en diciembre de 2009 y Manuel Fraga, en enero de este año.

Los cuatro, junto a José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Miquel Roca i Junyent, constituyeron la Ponencia que redactó la Constitución de 1978.

La capilla ardiente con los restos mortales será instalada en su domicilio de la localidad madrileña de Colmenarejo, según han informado fuentes de su familia.

El féretro será trasladado esta tarde desde Oviedo a la localidad madrileña de Colmenarejo, donde, por expreso deseo de su familia, quedará instalada la capilla ardiente pese a que el Congreso había ofrecido la posibilidad de que se ubicara en las dependencias de la Cámara.

Peces-Barba será enterrado este miércoles en el cementerio de Colmenarejo.