Angela Merkel y Wolfgang Schaeuble
La canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, en una sesión extraordinaria del Bundestag (cámara baja alemana). Maurizio Gambarini / EFE

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, ha expresado su confianza en que España no se convertirá en la nueva Grecia, así como en que los bancos españoles serán capaces de devolver los préstamos de hasta 100.000 millones de euros del plan de rescate aprobado por el Eurogrupo.

Las causas de las crisis de los dos países son diferentes

En una entrevista publicada por el diario Bild el ministro alemán de Finanzas rechaza rotundamente la comparación entre la situación en España y la vivida en Grecia. "No, en absoluto. Las causas de las crisis de los dos países son completamente diferentes", asegura.

En este sentido, Schaeuble defiende que "la economía de España es mucho más potente y tiene una estructura diferente", por lo que confía en que España "pronto se moverá hacia adelante de nuevo".

No obstante, el ministro alemán de Finanzas reconoce que "los procesos de ajuste siempre son dolorosos", mientras que subraya su confianza en que los bancos españoles devolverán las ayudas y los acreedores no incurrirán en pérdidas.

"En ese sentido no tengo ninguna duda", señala el ministro, que defiende que estos créditos hacen al sistema bancario español "más estable y resistente, lo que genera una nueva confianza".

Abordarán temas bilaterales

Por otro lado, el Ministerio alemán de Finanzas descartó que su titular, Wolfgang Schäuble, vaya a abordar este martes en su entrevista con el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, los rescates a las comunidades autónomas.

Así lo explicó la portavoz del Ministerio, Marianne Kothé, en un encuentro rutinario con medios de comunicación, al destacar que en la entrevista se tratarán "temas bilaterales", mientras que las inyecciones financieras a las regiones son "asunto interno" de España.

Las inyecciones financieras a las automías es un asunto interno de EspañaArgumentó que las ayudas a las comunidades autónomas, que arrancaron con la solicitud oficial de Valencia el pasado viernes, provendrán del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y "no tiene nada que ver con los "programas de ayuda europeos".

Kothé confirmó a Efe que la reunión de Schäuble y De Guindos tendrá lugar en Berlín a "última hora de la tarde", aunque evitó apuntar horarios, agendas y formatos concretos para este "encuentro informal".

Fuentes españolas indicaron por su parte que De Guindos quiere aprovechar la ocasión para explicar en persona a Schäuble el nuevo plan de ajuste aprobado por el Gobierno del presidente Mariano Rajoy, con el que se pretenden ahorrar 65.000 millones de euros en dos años y medio.

Tampoco está previsto que el titular español de Economía pida al alemán que intervenga ante el Banco Central Europeo (BCE), para que la autoridad monetaria compre bonos soberanos españoles en el mercado secundario, reduciendo la presión sobre la deuda española.

Además, la portavoz del ministerio alemán de Finanzas aseguró que tras la entrevista de los ministros no está previsto ningún tipo de encuentro con la prensa, ni tampoco un comunicado de prensa, dado que no se trata de un acto oficial.

Que Grecia regrese al dracma

Por otro lado, en declaraciones al dominical Welt am Sonntag, el secretario general de la CSU (socios de gobierno de Angela Merkel) , Alexander Dobrindt, propone que el Gobierno griego lleve a cabo una "transición suave" hacia el dracma, para lo que sugiere que comience a pagar sueldos de funcionarios y pensiones en dracmas.

"Respecto a Grecia hemos alcanzado el final del camino y no debe haber más ayudas. Un país que carece de la voluntad de cumplir las condiciones o que no es capaz de hacerlo debe valorar salir del euro", dijo Dobrindt.

De este modo, el líder de la CSU indicó que "Grecia debería comenzar a pagar la mitad del sueldo de los empleados públicos, las pensiones y otros gastos en dracmas" con el fin de permitir una "transición suave a la antigua moneda en vez de una brusca".