Prima de riesgo
Pantalla que muestra la evolución de la prima de riesgo española. Kote Rodrigo / EFE

La prima de riesgo ha cerrado este lunes en un máximo histórico de 632 puntos tras alcanzar durante la sesión los 642 puntos básicos, mientras que el Íbex ha cedido finalmente un 1,1%, tras haberse desplomado más de un 5% durante la mañana de este lunes.

La decisión de la CNMV de prohibir las ventas a corto de todos los valores de la bolsa sirvió para frenar la fuerte caída en el parqué madrileño, que en algunos momentos de la sesión se desplomó, arrastrada por las dudas sobre España.

Al cierre, el indicador selectivo registró 6.177,4 puntos, mientras que en el mercado de deuda la prima de riesgo también se relajó levemente, con respecto a horas anteriores, hasta cerrar en 632 puntos básicos, diez puntos por debajo de la cota del día.

Los mercados españoles han vivido una jornada de gran nerviosismo ante las dificultades que atraviesan algunas comunidades autónomas, que podrían necesitar ayuda del Estado, lo que ha llevado a algunos analistas a aventurar un rescate si no actúa de inmediato el Banco Central Europeo.

Esas dudas hacia España, acentuadas según los analistas tras la petición de auxilio financiero de la Comunidad Valenciana, han elevado además la rentabilidad por encima del 7,4%.

El viernes, la incertidumbre golpeó duramente a los mercados e hizo que la prima de riesgo cerrara el viernes con 609,9 puntos básicos, hasta entonces la cifra más alta alcanzada nunca por la prima desde la llegada del euro. 

La rentabilidad del bono llegó al 7,26 %, y la Bolsa de Madrid cerró con una caída del 5,82%.

De poco han servido las medidas de ajuste que ha aprobado el Gobierno para calmar la presión sobre la deuda soberana española; tampoco ha ayudado la aprobación definitiva este viernes de los ministros de Finanzas de la zona del euro de los términos y las condiciones de la ayuda de hasta 100.000 millones de euros que recibirá España para sanear sus bancos con  dificultades. Tampoco ha contribuido a calmar a los mercados las nuevas previsiones macroeconómicas del Ejecutivo, que suponen prolongar la recesión en 2013, con una caída estimada del PIB del 0,5% y una tasa de paro superior al 24%.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) anunciaba también que deja de aceptar por el momento los instrumentos de deuda emitidos o plenamente garantizados por el Gobierno griego como avales en las operaciones de política monetaria del Eurosistema.

Los bancos de Grecia deberán abastecer sus necesidades de liquidez a través del Banco Central de Grecia a través de la llamada asistencia de emergencia de liquidez.

Además, este fin de semana, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha asegurado que la institución no tiene como función resolver los problemas financieros de los Estados, frente a las voces que piden al BCE una mayor implicación para resolver la crisis económica que afecta a la eurozona.  "Nuestra función consiste en asegurar la estabilidad de los precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con una completa independencia", explicó Draghi en una entrevista al diario francés Le Monde.

Las primas de riesgo de otros países europeos, por su parte evolucionan de forma más moderada, de modo que la de Italia era de 522 puntos básicos, la de Irlanda, 513, la de Portugal, 960, y la de Grecia, 2.494.

El Ibex, en caída libre

En los primeros compases de la sesión se preveía una sesión de pérdidas, ya que abrió con un fuerte descenso del 1,81%, eso después de haber cerrado el viernes con un retroceso del 5,82%, la mayor caída desde mayo de 2010.

El Íbex acumula ya un descenso del más del 28% desde comienzos de año.

La situación de España centrará este lunes de nuevo la atención de los inversores, después de que tres comunidades autónomas -Cataluña, Murcia y Castilla La Mancha- hayan reconocido que están estudiando las condiciones del fondo de liquidez diseñado por el Gobierno para las comunidades autónomas, al que hasta el momento solo ha pedido oficialmente ayuda la Comunitat Valenciana.

Otros mercados europeos sufrían también pérdidas similares, del 1,73 % en Milán, y del 1,13 % en París.

Todos los valores del Ibex se negociaban con descensos, que oscilaban entre el 9,06% de Bankia y el 0,39% de Red Eléctrica.

El euro cotizaba a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,2099 dólares, en tanto que el barril de crudo Brent para entrega en septiembre comenzaba la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) a 105,32 dólares, 1,51 menos que al cierre del viernes.