'The Arundel First Folio'
El primer volumen que reunió, en 1623, las obras del William Shakespeare Martin Droeshout - By permission of the Governors of Stonyhurst College

La Inglaterra isabelina comenzaba a conquistar el norte del continente americano, abría sus rutas comerciales hacia el Atlántico, se nutría de los avances científicos del Renacimiento (como la teoría heliocéntrica del sistema solar, elaborada por Copérnico, padre de la astronomía moderna). Londres comenzaba en el siglo XVI a ser una ciudad internacional, abierta  al progreso y a la inversión.

El esplendor cultural propiciado por Isabel I (1533-1603) — la Reina Virgen, casada con su país y matriarca todopoderosa— lo protagonizó el nacimiento del teatro profesional moderno, que por fin tenía lugares específicos para representar obras. William Shakespeare (1564-1616) llegó en el momento justo.

"Poner al mundo en escena"

El British Museum aprovecha los Juegos Olímpicos de Londres para inaugurar Shakespeare: staging the world (Shakespeare: poniendo el mundo en escena) una gran exposición sobre el dramaturgo inglés, su producción literaria y el contexto histórico que la propició.

Con 190 objetos que incluyen pinturas, manuscritos poco vistos y objetos cotidianos  como monedas, armaduras y utensilios—de colecciones privadas y procedentes de préstamos del extranjero— la muestra resalta las obras y los personajes de Shakespeare que nacían del momento histórico y a la vez se convirtieron en legado cultural.

El teatro, un punto de encuentro informal

Un ejemplo claro de la simbiosis es el exquisito retrato de Abd el-Ouahed ben Messaoud (embajador de Marruecos en el reinado de Isabel I), que ilustra la impresión que causó una de sus delegaciones de soldados en la ciudad en 1600. Los londinenses los miraban con miedo y fascinación por lo desconocido y los hombres de tez oscura se convirtieron en un tema recurrente en la vida cotidiana durante los seis meses de su estadía. Shakespeare se inspiró en el aspecto y las maneras exóticas de los turistas casuales para crear el personaje de Otelo.

Conversaban, se peleaban, expresaban su parecer ante lo que pasaba en escena...La compañía de Lord Chamberlain's Men (Los hombres de Lord Chamberlain) representaba las obras en el famoso teatro Globe, en el que Shakespeare era actor y dramaturgo. El teatro era un lugar de encuentro, nada formal, en el que la gente conversaba, se amigaba y se peleaba, expresaba su parecer ante lo que sucedía sobre el escenario...

En el ritual entre cultural y social, el espectáculo moldeó una identidad nacional, unificó el sentimiento inglés y más tarde británico. La muestra, que se puede visitar hasta el 25 de noviembre, ilustra con documentos de la época cómo las funciones provocaban, persuadían e informaban a los espectadores en lo relativo a los sucesos del país.