Calavera de un Australopithecus afarensis de tres años
El doctor Zeresenay Alemseged sostiene la calavera de un Australopithecus afarensis de tres años, en el Museo Nacional de Etiopía, en Adis Abeba. (Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology / AP Photo) Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology / AP Photo

Un equipo internacional de científicos ha hallado en Etiopía el fósil de una niña de hace 3,3 millones de años, el más antiguo y completo de un menor encontrado hasta la fecha, según la revista científica británica Nature.

Los restos óseos corresponden a la especie humana Astrolopithecus Afarensis, la misma a la que pertenece el famoso esqueleto humano de una hembra encontrado en 1974 también en la misma región etíope de Afar, conocido como "Lucy" y considerado una pieza clave en la evolución humana.

Han recuperado el cráneo, la dentadura casi completa, el torso y partes importantes de las extremidades superiores e inferiores de la pequeña Selam

Los científicos han recuperado el cráneo, la dentadura casi completa, el torso y partes importantes de las extremidades superiores e inferiores de la pequeña, bautizada como "Selam", que significa "paz" en Etiopía.

Las pruebas a las que sometieron los restos óseos parecen demostrar que la menor tenía unos tres años cuando murió.

Muchos de los huesos están aún articulados, según relatan los científicos, dirigidos por Zeresenay Alemseged, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, en Alemania.

"El fósil de Dikika (el yacimiento donde fue encontrado) revelará ahora muchos secretos sobre la especie Austropithecus Afarensis y otros homínidos primitivos", según Alemseged.

Los científicos han encontrado anteriormente otros especímenes de esa especie con caderas y rodillas, lo que les permitía caminar, y dedos curvados, para trepar por los árboles.

Pero Alemseged considera que la "pequeña Lucy" es uno de los ejemplos más llamativos de la evolución de los homínidos para pasar de la vida en los árboles al suelo.

El fósil fue identificado en 2000, pero se han tardado cinco años en recuperar todos los huesos

Al igual que el ejemplar adulto de A. Afarensis, la niña tiene dedos largos y curvados y omoplatos similares a los de los gorilas, lo que podría significar, a juicio del investigador del Instituto de Leipzig, que esos individuos elevaban sus manos por encima de su cabeza, como hacen los primates cuando trepan a un árbol.

El fósil fue identificado por primera vez en 2000, pero los científicos han tardado cinco años en recuperar todos los huesos.

Aquí puedes mirar los vídeos con el desarrollo de las investigaciones .