"Vi a mucha gente cubierta de sangre. No supe reaccionar", dice un testigo de Denver

Un grupo de personas hablan frente a los cines Century 16, donde ha ocurrido el tiroteo.
Un grupo de personas hablan frente a los cines Century 16, donde ha ocurrido el tiroteo.
Bob Pearson/ EFE

Confundidos por lo que muchos pensaron que se trataba de parte de los efectos especiales de la película, aturdidos por el humo y sin acabar de darse cuenta de que los disparos eran reales, los testigos de la matanza del cine de Denver, hablan de "gente cubierta de sangre", "una niña pequeña con una herida de bala en la espalda" y la sensación de que "era el fin del mundo".

"Despacio, subía las escaleras disparando, eligiendo gente al azar", ha dicho un testigo a la CNN sobre el hombre que anoche irrumpió en el estreno de El caballero oscuro: La Leyenda Renace y provocó una matanza que ha dejado 12 muertos y casi 50 heridos. Iba vestido totalmente de negro, enmascarado, con un aspecto similar al que luce el villano de la película, y armado hasta los dientes: al menos con un rifle y con bombas de gas. Muchos de los espectadores que acudían esa noche al estreno en el cine Century 16 de Aurora (a las afueras de Denver) iban disfrazados como los personajes de la película. El agresor, un hombre de 24 años, ha sido arrestado.

"La película había empezado hacía unos 15 minutos y había disparos en la pantalla. Pensamos que cuando entró en la sala formaba parte del estreno", ha dicho Quentin Caldwell, a la CNN.

Robert Jones, de 28 años, en declaraciones a Denverpost, cuenta que al principio vio humo saliendo y pensó que formaba parte de los efectos especiales, y justo después comenzaron los disparos.  "Creí que realmente era el fin de mundo", dice Jones, que permaneció tumbado en el suelo de la sala hasta que llegó la policía.

Salina Jordan, de 19 años y que estaba en una sala vecina, dijo al mismo diario que vio a varios heridos, incluida una niña alcanzada por una bala en la mejilla y otras en el estómago y la espalda. "No se movía", dice sobre la misma niña otra testigo.

Chayyiel Jackson, en la BBC: "Durante la primera escena de acción de la película, un tipo salió de la derecha, totalmente vestido de negro y con una máscara negra. Al principio pensé que formaba parte de película. Entonces arrojó el gas lacrimógeno alrededor de la gente y cundió el pánico. Sacó un rifle y comenzó a disparar. Me preguntaba si era un sueño o la vida real".

Pam, también en la cadena británica, habla de que lo vio tirar una lata al aire y entonces "comencé oír el bang, bang, bang de un arma". "Recorrí gateando la fila de butacas hasta la salida y afortunadamente estaba cerca de la salida y salí rápidamente. Mientras huía oía más disparos".

La potencia del arma que lleva el hombre era tal que las balas atravesaron las paredes de la sala y acabaron hiriendo a los espectadores que se encontraban en la sala contigua. "Mi hermana y yo nos preguntábamos qué pasaba. En un momento dado vi algo que salía de la pared, muchos cosas la estaban atravesando, veía los boquetes", cuenta otro testigo a Channel Nine TV, que relata cómo vio a algunas personas heridas dentro de su sala, "oía a gente quejarse de dolor, como si estuvieran heridos". Este testigo cuenta que cuando alguien vino a advertirles de que había alguien fuera disparando, entendieron lo que sucedía.

Un residente de Aurora que junto con su hermana y unos amigos estaba una sala del cine donde ocurrió el trágico tiroteo, dijo que vivió una "escena de terror" y que la multitud temía que hubiese más de un atacante dentro o fuera del edificio.

Según Ben Fernández, un hispano, casi inmediatamente después de escucharse los primeros disparos, él y sus acompañantes, que estaban en otra sala, salieron del cine, donde ya había policías armados tratando de entrar en el edificio, aunque dedicándose sobre todo a asistir a los heridos.

"Al salir vi a una niña con heridas en la pierna y en el estómago, probablemente disparos. Vi a otra gente herida. Era un caos total. La gente gritaba 'Mi amigo fue baleado' o 'Mi hermana fue baleada'", dijo Fernández hablando con los medios locales frente a la Escuela Gateway, en Aurora, donde la policía estadounidense está interrogando a los testigos.

"Vi a mucha gente cubierta de sangre. No supe cómo reaccionar", indicó Fernández.

Según el testigo, algunos policías arrastraban cuerpos de víctimas, mientras que otros uniformados ayudaban a los heridos que podían caminar.

"Me dio mucho miedo. Estábamos en otra sala, pero fácilmente podríamos haber estado en la sala donde se vio la película a las 00:05 de la madrugada y donde todo comenzó", afirmó Fernández.

"Estoy agradecido que ni a mí ni a mi hermana ni a mis amigos nos sucedió nada. Solamente me gustaría saber que la niña que vi herida está bien", agregó.

El sentimiento de incredulidad también era compartido por la gente que esperaba fuera del cine, en algunos casos padres que aguardaban la salida de sus hijos, a los que hacía un rato había acompañado a comprar las entradas.

"Dejas ir a tus hijos al cine... y nunca piensas que pueda suceder algo así", contaba a la prensa la madre de uno de los espectadores que pudo huir.

El presidente Obama, que fue rápidamente informado del suceso, ha dicho estar en estado de "shock" y "muy triste por este espantosos y trágico tiroteo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento