Al menos 12 personas han fallecido por los disparos de un hombre enmascarado en un cine durante el estreno del film El caballero oscuro: La Leyenda Renace en la ciudad de Denver (Colorado). Diez han muerto durante el tiroteo y otras dos (al principio se habló de cuatro) tras ser trasladados al hospital, según informa el diario Denver Post.

El responsable del tiroteo, que llevaba una mascara antigás, entro en la sala y comenzó a disparar indiscriminadamente a la gente También se calcula que han resultado heridas unas 59 personas de los centenares que acudieron —muchas de ellas disfrazadas de Batman y tres de ellos militares— a la sesión de madrugada de un cine situado en un centro comercial de Aurora, localidad de las afueras de Denver. El segundo herido más joven tiene 6 años, pero hay gente de todas las edades, incluso mayores de 60. Hay además un bebé herido de 3 meses que ha sido dado de alta y evoluciona favorablemente, según aseguró una portavoz del hospital de Aurora, que informó de que hay varios heridos de bala y afectados por las bombas de gas.

Tanto las dos víctimas trasladadas al Hospital Sueco de Denver como las nueve que recibió el Hospital Universitario se encuentran en estado crítico.

El responsable del tiroteo, que llevaba una mascara antigás, entro en la sala y comenzó a disparar indiscriminadamente a la gente. Al parecer, el enmascarado también lanzó grandas de pimienta. Un testigo describió al supuesto atacante como un hombre vestido de negro, con casco y máscara —un aspecto similar al del villano de la película— que irrumpió en la sala con una escopeta y comenzó a disparar. Las balas atravesaron las paredes e hirieron a espectadores de una sala contigua.

"Los testigos han dicho que el hombre apareció en la parte frontal de la sala, pero no está claro si salió desde atrás de la pantalla o por una de las puertas, y comenzó a disparar", explicó el portavoz del departamento de policía de Aurora, Frank Fania. Tras los disparos sonó la alarma de incendios y el público se apresuró hacia las salidas, lo cual puede haber causado más heridos.

La Policía ha detenido a un sospechoso, un hombre que llevaba una escopeta, una pistola y chaleco antibalas. El detenido es James Holmes, un joven de 24 años natural del estado de Tennessee, confirmó un agente del FBI a medios locales. El agente federal detalló que el joven nació el 13 de diciembre de 1987 y que, aunque es del estado de Tennessee, al este de Estados Unidos, tiene su residencia en Aurora, una localidad muy próxima a Denver y que es la tercera más poblada de Colorado.

El jefe de la Policía local, Dan Oates, añadió que el detenido no ofreció resistencia al ser detenido y que él mismo dijo tener explosivos en su vivienda, por lo que ésta ha sido registrada. La policía describió el rifle usado en el ataque como un arma automática "del tipo AK-47".

La película El caballero oscuro: La Leyenda Renace, que se estrena este viernes en todo el mundo, es el tercer largometraje sobre Batman creado por el director Christopher Nolan y supone el punto y final a la saga.

El apartamento del detenido, una "trampa explosiva"

La policía de Denver cree que el apartamento de James Holmes "es una trampa explosiva" y ha evacuado la zona, según informó la cadena de televisión Fox News.

La policía de Aurora, localidad cercana a Denver y donde se encuentra la vivienda, teme que haya preparado una trampa.

Una unidad de fuerzas especiales entró con gran cautela por las ventanas del apartamento, ayudados por cámaras de fibra óptica, en la tercera planta de un edificio, tras la confesión de Holmes.

Además de los explosivos, el presunto autor de los disparos podría almacenar en el apartamento munición y armas, además de las cuatro armas y bombas de gas que se cree que usó en el tiroteo.

Declaraciones de testigos

Un testigo ha explicado a la CNN que vio a "un chico subiendo lentamente las escaleras y disparando a la gente al azar". Una periodista de la cadena de radio 850 KOA ha explicado que "mucha gente pensaba que los disparos eran parte de la película", lo que añadió confusión a la escena.

El agente especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Denver Jim Yacone dijo que esa agencia ha enviado personal para que colabore en la investigación y decenas de personas fueron trasladadas a una escuela secundaria local para ser entrevistadas.

Una testigo dijo que había visto a una niña, de unos 9 años de edad, con heridas de bala en la espalda, mientras Benjamín Fernández, de 30 años, dijo al diario Denver Post que él estaba viendo la película cuando escuchó una serie de explosiones y la gente salió corriendo de la sala, mientras los policías gritaban "al suelo".

Salina Jordan, de 19 años y que estaba en una sala vecina, dijo al mismo diario que vio a varios heridos, incluida una niña alcanzada por una bala en la mejilla y otras en el estómago.

Otro testigo dijo a la cadena CNN de televisión que él escuchó entre diez y veinte disparos de armas de fuego y una explosión, mientras que otros hablaron de algún artefacto que generó humo dentro de la sala.

La matanza de Denver es la peor que ha ocurrido en EE UU en los últimos cinco años.

Descartada la conexión terrorista

La policía estadounidense descartó además, de momento, que la matanza cometida en un cine de Denver, en Colorado, tenga alguna conexión terrorista, y aseguró que los investigadores creen que el presunto autor actuó solo.

"No hemos encontrado evidencias de vínculos terroristas, pero seguimos con la investigación", aseguró el agente especial del FBI Jim Yocane, en una rueda de prensa.

Una persona ha subido a YouTube un vídeo grabado con el móvil en el que puede verse a la gente salir corriendo del cine.