Los españoles podríamos tener más cosas en común con los británicos de las que pensamos.

Al menos así lo revela un estudio realizado por la Universidad de Oxford y comentado hoy en en diario británico The Independent .

Se ha analizado el ADN de 10.000 británicos e irlandeses
De hecho, la investigación de la prestigiosa universidad concluye que
los Celtas, la cultura prerrománica más importante de las islas británicas, provenían de territorio español.

Al parecer, son descendientes de una tribu de pescadores ibéricos que cruzaron la golfo de Vizcaya hace 6.000 años.

Los análisis de ADN han revelado que las huellas dactilares de los celtas son prácticamente idénticas a las de los habitantes del norte de España.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de estudiosos de Oxford liderados por el profesor Brian Skyes han tomado muestras de ADN a más de 10.000 personas en el Reino Unido e Irlanda, en aras de elaborar un completo mapa genético.

La polémica está servida

De acuerdo con este mapa, es en Irlanda, Escocia y Gales, donde se registra una mayor influencia celta, tanto cultural como morfológicamente.

Pero he aquí la controversia.

Según su director, el estudio demuestra que Gran Bretaña nunca fue una nación dividida
Según el estudio, la herencia celta también es muy fuerte en Inglaterra, en contra de lo que se pensaba hasta ahora, una creencia que ha marcado profundamente la estructura política del país y dividido a la sociedad.

Ahora, el profesor Skyes dice haber encontrado la prueba que demuestra que Gran Bretaña no es históricamente una nación divida.

Este hallazgo, que será publicado próximamente, rompería además con las teorías que apuntan a que los celtas provienen del centro de Europa.