Breaking Bad
Bryan Cranston, encarnando al profesor Walter White, en una imagen de 'Breaking Bad'. ARCHIVO

Breaking Bad no pierde fuelle. La serie estrenó el martes su quinta temporada en Estados Unidos y lo hizo batiendo récords: 2,9 millones de espectadores (más que nunca).

Lejos de desinflarse, la historia de Walter White y su oscura evolución va ganando en adeptos y en emoción. Según Variety, el canal AMC tuvo un incremento del 14% de espectadores en comparación con los que vieron el primer episodio de la cuarta temporada. Además, la cifra total asciende a 3,5 millones de personas si se cuentan los que vieron la repetición del capítulo.

Bryan Cranston, ha ganado tres premios Emmy por 'Breaking Bad', y Aaron Paul también ha conseguido uno de estos galardones Breaking Bad, que en España ha emitido el canal Paramount Comedy, cuenta la historia de un profesor de química, Walter White, que lleva una vida aburrida hasta que le diagnostican un cáncer avanzado y le advierten de que solo le quedan dos años de vida. Entonces decide empezar a fabricar metanfetamina para asegurar el futuro de su mujer, embarazada, y de su hijo, con discapacidad. Pero su talento para cocinar esta droga lo acaba convirtiendo en un reputado traficante: Heisenberg.

En la nueva temporada, según ha informado la cadena de pago AMC, Walter White (interpretado por Bryan Cranston) va mostrando cada vez menos remordimientos y se siente cada vez más cómodo en su papel de Heisenberg. Ahora intenta controlar su débil imperio con la ayuda de su exestudiante Jesse (Aaron Paul), mientras su mujer, Skyler (Anna Gunn), se enfrenta a la realidad de la nueva personalidad de su esposo.

El éxito de Breaking Bad no es solo de público, sino también de crítica. Su protagonista, Bryan Cranston, ha ganado tres premios Emmy por esta serie, y Aaron Paul también ha conseguido uno de estos galardones como mejor actor de reparto.

La quinta temporada le pondrá el broche final a Breaking Bad. Sin embargo, será una despedida en dos tiempos, según se estipuló en el acuerdo al que llegaron la productora Sony Television y el canal de pago AMC para financiar el tramo final de la serie. Así, esta última temporada estará integrada por dieciséis capítulos divididos en dos partes de ocho episodios cada una. La primera de ellas acaba de estrenarse y la segunda no verá la luz hasta el año 2013.