Los centros de Primaria realizarán el próximo curso exámenes orales y dictados para cuidar la ortografía

Los centros de Primaria de Castilla y León realizarán el próximo curso de manera obligatoria exámenes orales y dictados para alcanzar adecuados niveles de ejecución ortográfica y gramatical, según ha anunciado el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en su primera intervención en el Debate sobre el Estado de la Región que se celebra hoy y mañana en las Cortes.

Los centros de Primaria de Castilla y León realizarán el próximo curso de manera obligatoria exámenes orales y dictados para alcanzar adecuados niveles de ejecución ortográfica y gramatical, según ha anunciado el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en su primera intervención en el Debate sobre el Estado de la Región que se celebra hoy y mañana en las Cortes.

Herrera ha informado además de que una nueva normativa regulará el régimen jurídico de la autonomía de la gestión económica de los centros a lo que ha sumado la aprobación antes de que finalice el presente año del Proyecto de Ley de Autoridad del Profesorado, que reconocerá a los profesores la condición de autoridad pública en el ejercicio de las potestades de gobierno, docentes y disciplinarias "y que mejorará, a su vez, las normas básicas de convivencia y el régimen disciplinario de los centros".

En el ámbito universitario, donde Herrera ha admitido la necesidad de racionalizar la oferta de títulos, eliminar duplicidades en estudios con baja demanda y reforzar la especialización, se ha comprometido a aprobar antes de finalizar 2012 un Decreto de Ordenación Académica que aplicará estas previsiones de mayor eficiencia de cara al curso 2013-2014.

En este punto, ha aprovechado la ocasión para significar el trabajo de las universidades públicas de Castilla y León para adaptarse a una "complicada situación económica" y ha puesto como ejemplo los convenios de saneamiento mantenidos con las universidades de Burgos, León y Salamanca, "que están permitiendo la amortización de su deuda en plazos razonables".

En cuanto a las tasas universitarias, ha recordado que la Junta, en estrecha colaboración con los rectores, ha optado por una "solución intermedia" que permite que el principio de solidaridad siga siendo un "destacadísimo rasgo en el acceso a los estudios universitarios". Así, ha precisado que las tasas de primera matrícula, "que como precios públicos en teoría deben tener a cubrir el cien por cien del coste del servicio", se van a situar en un rango del 20 por ciento, "por lo que el 80 por ciento restante seguirá procediendo del esfuerzo de toda la sociedad".

Del mismo modo y como ya ha anunciado en anteriores ocasiones, se ha comprometido a que el incremento de tasas vaya acompañado por becas de matrícula y de desplazamiento para quienes más lo necesitan, a lo que ha sumado la dotación del 'Fondo de Solidaridad' para que ningún alumno tenga que abandonar sus estudios por causas económicas sobrevenidas.

En educación no universitaria, ha recordado que Castilla y León ha optado por no ampliar en un 20 por ciento el número máximo de alumnos por unidad educativa, como permite el nuevo Real Decreto Ley del Gobierno central, y ha decidido acogerse al 10 por ciento de ampliación que ya preveía la LOE para los casos de incorporación tardía y extenderla a dos nuevos supuestos, las necesidades extraordinarias de escolarización y los repetidores.

Según ha defendido, este número de alumnos se ha acreditado compatible con el mantenimiento de la calidad del sistema educativo de Castilla y León.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento