Sede de la SGAE
La Guardia Civil en la sede de la SGAE. Ángel Díaz / EFE

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha notificado a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) que ha retirado el apercibimiento que pesaba sobre esta entidad de gestión. En estos últimos meses, la SGAE, inmersa en un profundo proceso de refundación, ha cumplido los requerimientos ministeriales, facilitando la tarea de control y tutela que otorga a la Administración la Ley de Propiedad Intelectual.

El expediente, abierto el 7 de octubre de 2011 por el anterior Ministerio de Cultura, conminaba a la SGAE a que informara detallada y sustancialmente sobre su funcionamiento, organización, auditorías externas e internas y cualesquiera otros datos relevantes, reservándose el derecho a iniciar un procedimiento de revocación de la licencia que faculta a la SGAE para gestionar derechos de propiedad intelectual. La resolución que cierra el procedimiento de apercibimiento lleva fecha de 11 de julio de 2012.

Después de conocer la noticia del fin del apercibimiento, Antón Reixa ha expresado su satisfacción Los Autores y Editores votaron el pasado 26 de abril una nueva Junta Directiva que, desde el primer momento, puso en marcha un proceso de apertura y transparencia con sus socios, sus clientes, las instituciones y la ciudadanía. El 8 de mayo, la Junta Directiva eligió a Antón Reixa para que liderara esta etapa de renovación. La primera acción del nuevo presidente fue, precisamente, reunirse con el Ministerio para hacer partícipe a la Administración del firme compromiso de cooperación por parte de la SGAE.

La nueva Junta Directiva se ha impuesto corregir las prácticas y hechos que pudieran agravar riesgos ciertos para la salvaguarda de los derechos de los socios y para la protección de los intereses generales, facilitando a la Secretaría de Estado de Cultura la documentación que le sea requerida y que pruebe el efectivo cumplimiento de las obligaciones adquiridas.

Después de conocer la noticia del fin del apercibimiento, Antón Reixa ha expresado su satisfacción, al tiempo que ha querido trasladar al Ministerio su agradecimiento por una decisión que estima contribuirá a consolidar de una forma definitiva la normalidad institucional de la SGAE.

De igual modo, se ha prestado a colaborar en todo lo preciso para mejorar y estrechar las relaciones entre ambas instituciones y despejar cualquier duda sobre el comportamiento de la entidad que preside.

Antón Reixa ha dado también las gracias a los autores que, individual o colectivamente a través de distintas asociaciones, se dirigieron al Ministerio para solicitar la retirada del expediente abierto a la SGAE y recordar que la gestión colectiva es el único medio eficaz y factible para garantizar a los creadores la justa remuneración por su trabajo.