Sala de cine
Una sala de cine. ARCHIVO

Los productores de cine y los empresarios teatrales y musicales han decidido constituirse en Unión para exigir al Gobierno que la actividad cultural continúe estando gravada con el tipo de IVA reducido, es decir, el 8 %, y no suba al "inasumible" 21 %, como anunció el Ejecutivo el pasado viernes.

Según han informado fuentes de la reunión, la Unión la han constituido esta tarde la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA), la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE), la Federación de Distribuidores Cinematográficos (FEDICINE) y la Federación de Empresarios de Cine de España (FECE).

La Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española representa a 4.000 empresas del sector Se suman la Asociación de Promotores Musicales de España (APM), Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), Asociación de Teatros, Festivales Temporadas Líricas (OPERA XXI), Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS) y la Asociación de Profesionales y Amigos de las Artes Circenses (UPAAC).

La Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, que representa, según sus datos, a 4.000 empresas del sector y a más de 150.000 puestos de trabajo directos, quiere iniciar "conversaciones inmediatas" con el ministerio de Hacienda y la Presidencia de Gobierno "para abordar el problema planteado".

La repercusión del aumento en el precio de las entradas, dicen, acelerará el actual proceso de recesión del consumo, provocando destrucción de empleo y el descenso de la actividad cultural.

La nueva Unión apela en un comunicado al Gobierno "y a todos los partidos políticos" a que muestren su sensibilidad y compromiso en defensa de la industria cultural de este país.

"En todos los países del euro —agregan— se aplica el IVA reducido a la actividad cultural. La decisión del gobierno español nos aleja de los usos comunitarios, y afecta a nuestra competitividad internacional y a la marca España".

Este lunes, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, dijo que confiaba en que los sectores culturales afectados por la subida del IVA sepan combinar la "posibilidad de absorber una parte" del incremento, aunque la otra deberá ser aplicada al consumidor.