Christine Lagarde
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en una imagen de archivo. GTRES

La economía española retrocederá menos de lo previsto en 2012, aunque no volverá al crecimiento en 2013, año en el que el PIB se contraerá un 0,6%, según ha informado este lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su revisión de los datos de crecimiento mundial.

El Informe de Perspectivas Económicas Globales señala que la economía española retrocederá un 1,5% en 2012 y no un 1,8 % como indicó en abril, y seguirá en recesión en 2013, con una caída del 0,6% en lugar de un crecimiento del 0,1% que pronosticó en el anterior informe.

La mejora que esperaba el Fondo para España en 2013 se retrasará con una contracción de seis décimas, después de que en abril la revisión trimestral de los datos de crecimiento presentara un panorama de modesta salida de la recesión.

En 2011, la economía española consiguió salir de la recesión con un crecimiento del 0,7%, un ritmo que el FMI cree que no se podrá mantener. Según el organismo internacional, en la zona del euro "las tensiones en los mercados financieros y sobre la deuda soberana han aumentado, acercándose a niveles cercanos a los de finales de 2011".

El FMI no ha cuantificado los recortes de España, de 65.000 millones

Previsiones del déficit español

El FMI también ha presentado sus previsiones de déficit a nivel mundial en su Informe Fiscal, en el que, pese a no cuantificar los ajustes por valor de 65.000 millones de euros anunciados por el Gobierno español, rebaja las previsiones anteriores.

Para 2012, el FMI espera una reducción del déficit desde el 8,9 % de 2011 al 7 % (un empeoramiento de un punto respecto a la previsión de abril), mientras que para 2013, prevé que baje hasta el 5,9 % del PIB.

Estas cifras sitúan el déficit español para este año por encima del 6,3 % que piden a España sus socios europeos, mientras que el dato de 2013 también excede el 4,5 % de déficit marcado como escalón previo al objetivo del 3 % en 2014, año extra concedido por los ministros de Finanzas del euro.

Recapitalización de la banca

"Claramente, los riesgos a la baja continúan siendo grandes y reflejan los riesgos de retrasos o de acción política insuficiente", pese a lo cual el FMI ha celebrado los acuerdos de recapitalización directa de la banca de la cumbre europea de finales de junio.

Aun así, el informe reconoce que los inversores siguen siendo reticentes a apoyar a España e Italia con los consecuentes altos intereses para financiarse, según el FMI, cuyos datos muestran además una fuerte caída de la capitalización bursátil en ambos países, a causa de grandes salidas de capital privado.

Además, ha valorado positivamente que la capitalización de la banca española no implique el estatus de acreedor preferente para los gobiernos prestamistas, algo que "apoyará la confianza de los mercados".

Previsiones similares en la Eurozona

Respecto a las perspectivas para la economía de la zona del euro, mantiene la previsión de contracción del 0,3% en 2012 y rebaja dos décimas el crecimiento esperado para 2013, que se situaría en el 0,9%.

Esta rebaja de las cifras para 2013 también afectará a Alemania, cuyas previsiones de crecimiento ese año pasan del 1,4 al 1,3%.

La "locomotora europea", sin embargo, cerrará 2012 con un crecimiento del 1 %, cuatro décimas más que lo pronosticado en abril.

Francia mantendrá un crecimiento del 0,3 % en el período 2012-13, mientras que Italia seguirá en recesión, con una contracción del 1,9 % este año y del 0,3 % el próximo.

"La periferia de la zona euro ha sido el epicentro de una mayor escalada de tensiones en los mercados financieros, motivada por un aumento de la incertidumbre política y financiera en Grecia, los problemas de la banca española, y las dudas sobre la capacidad de los gobiernos para imponer ajustes fiscales y reformas", indica.

Crecimiento de la economía global

En cuanto a la economía mundial, crecerá este año una décima menos de lo previsto, un 3,5%, y el próximo un 3,9%, una rebaja que se debe, sobre todo, a la desaceleración en la zona del euro, y países emergentes como China y Brasil.

Para Estados Unidos, el Fondo pide evitar el desacuerdo político en el Congreso sobre las medidas de recorte del déficit, el techo de endeudamiento y los planes fiscales a medio plazo. La primera economía mundial crecerá un 2% y un 2,3% en 2013, datos una décima por debajo de la anterior revisión.

El conjunto de las economías emergentes vieron ligeramente recortadas sus previsiones de expansión, que se situarán en el 5,6 % este año y en el 5,9% el próximo, especialmente debido al enfriamiento de la economía china. El gigante chino, segunda economía mundial, crecerá el 8% este año y un 8,5% en 2013, dos y tres décimas menos, respectivamente.

Latinoamérica crecerá un 3,4% en 2012, tres décimas menos que lo previsto en abril, mientras que en 2013 repuntará con más fuerza hasta el 4,2 %. Brasil ha visto recortada su previsión de crecimiento para 2012 en seis décimas, con lo que cerraría este año con un avance del 2,5% del PIB y un 4,6% en 2013,

El informe del Fondo también señala que los riesgos de Europa amenazan a toda la economía global y que "los mercados emergentes no han escapado del contagio y se las tienen que ver con un aumento de la vulnerabilidad a nivel local".

El FMI además hace depender de la resolución de la crisis en Europa la mejora de la marcha de la economía a nivel mundial, que podría resultar afectada si se agravan los problemas en el sector financiero, y de deuda soberana y débil crecimiento de Europa.

También recuerda al BCE que "hay espacio para más flexibilización en política monetaria" y que el emisor "debe asegurar que su apoyo monetario es transmitido de manera efectiva en todas las regiones", al tiempo que le anima a seguir proveyendo liquidez, incluso explorando otras formas no tradicionales de adquisición de activos.

En esta línea, ha pedido "soluciones paneuropeas" para evitar que continúe la inestabilidad en los mercados de deuda y la presión sobre países del euro en apuros.