Las consejerías de Universidades, Empresa e Investigación y de Presidencia, a través de las direcciones generales de Industria, Energía y Minas y de Medio Ambiente, presentan en un curso de verano el proyecto europeo 'Mipolare' impulsado en la Región de Murcia para la regeneración paisajística y la neutralización de residuos de suelos afectados por la actividad minera.

El curso de verano 'Caracterización y rehabilitación de emplazamientos contaminados por metales pesados', está organizado por Grupo de gestión, aprovechamiento y recuperación de suelos y aguas de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) para analizar los suelos contaminados y encontrar la mejor técnica de recuperación.

Así, el curso, que se celebra entre los días 16 y 19 de julio, está dirigido a ingenieros agrónomos, licenciados en Ciencias Ambientales y Biología y alumnos del último curso de licenciaturas e ingenierías, así como de Doctorado y Máster, que quieran llevar a cabo el desarrollo de su especialización profesional en este campo, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Precisamente, la UPCT es socia del proyecto europeo Mipolare, junto al Centro Tecnológico del Mármol y la Piedra, la empresa Portmán Golf, la Dirección General de Medio Ambiente y la Dirección General de Industria, Energía y Minas, que lidera esta iniciativa.

Este curso tiene como objetivo principal facilitar a los asistentes una visión amplia y objetiva de la problemática de los suelos contaminados desde diferentes ópticas que incluyen desde los aspectos normativos hasta las técnicas para su caracterización y recuperación.

Todo esto permitirá que los participantes en el curso adquieran los conocimientos necesarios para ejecutar proyectos de calidad de suelos, evaluar los resultados y elegir la mejor técnica de recuperación posible en caso de que se precise intervención.

Y es que, durante este curso, se ofrecerá una visión práctica de ejemplos reales de rehabilitación desarrollados en la Región de Murcia en el marco del proyecto Mipolare.

Esta iniciativa, concedida por la Comisión Europea, dentro de su programa LIFE plus, supone una experiencia piloto y pionera en su sector. El objetivo es desarrollar en dos zonas afectadas por actividades mineras abandonadas una rehabilitación ecológica e integral de una superficie próxima a las tres hectáreas, que ha sido previamente seleccionada en función de sus características geoquímicas.

La regeneración paisajística y la neutralización de los residuos minerales se llevan a cabo a través de dos desechos naturales que se producen en empresas de la Región, como son los lodos que generan las fábricas de mármol y los purines de las granjas porcinas, que servirán como agentes neutralizantes y aportantes de nutrientes.

Con ello, se pretende la inmovilización de los metales pesados y favorecer el desarrollo de comunidades microbianas que reestablezcan la vegetación en estos terrenos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.