Chavela Vargas en Twitter: "Estoy bien, corazones. Estoy estable, aunque cansada"

  • La artista ha tranquilizado a sus seguidores a través de Twitter.
  • La periodista María Cortina, amiga de Chavela y coautora del libro 'Dos vidas necesito', presentó el jueves en Madrid las citadas memorias.
  • Cortina asegura que Chavela Vargas tan solo está cansada.
Chavela Vargas en la Residencia de Estudiantes de Madri.
Chavela Vargas en la Residencia de Estudiantes de Madri.
J.J. Guillen

"Estoy bien corazones. Estoy estable, aunque cansada. Gracias por sus miles de mensajes de amor", dijo ayer la cantante Chavela Vargas a través de su cuenta de Twitter para intentar tranquilizar a los miles de seguidores preocupados por su ingreso hospitalario en Madrid hace dos días.

Chavela permanece ingresada en el hospital de la Princesa de Madrid donde le seguirán haciendo "revisiones y estudios" de la sintomatología por la que fue ingresada, una taquicardia, ha informado este viernes en un parte médico el centro sanitario. "La señora Chavela Vargas sigue ingresada en el Hospital Universitario de La Princesa donde está siendo sometida a diversas revisiones y estudios. En la actualidad se encuentra estable de la sintomatología que originó el ingreso (taquicardia) y permanece bajo observación médica", precisa el parte médico.

Nueve mil kilómetros en avión, una multitudinaria rueda de prensa y un recital de una hora pero, sobre todo, 93 años "entre pecho y espalda" pesaron en Chavela Vargas, que tuvo que ingresar en un hospital madrileño para determinar "las causas" del "cansancio" que sufre. Según explicaron fuentes de su entorno, la artista se encuentra "bien y consciente" pero los médicos han querido hacerle "una revisión general" antes de regresar el próximo domingo, como tiene previsto, a México.

La artista está ingresada en el Hospital de La Princesa dijo la periodista María Cortina, amiga de Vargas, y explicó que no ha sufrido "otra cosa" que un "cansancio brutal" a causa del "gran esfuerzo" que hizo el martes. Ese día ofreció en la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde se aloja desde el día 1, un recital junto a Martirio y Miguel Poveda en el que cantó durante una hora.

"Chavela hizo un gran esfuerzo por entregarse plenamente a su público y, sobre todo, como ella misma me ha dicho esta tarde, a Federico García Lorca", señaló la periodista el jueves en la presentación del libro de memorias Dos vidas necesito.

La artista sufrió el miércoles "una especie de desvanecimiento" como "le suele pasar después de una presentación y ella se refugia como un animalito en su cueva". Hoy, proseguía, seguía muy cansada y no querían tomar la decisión de volver a México el domingo como tenían previsto, sin que la viera un médico. El corazón, aseguró, "lo tiene bien y además antes de viajar a España le hicieron una revisión en Cuernavaca y su cardiólogo dijo que 'si por el corazón de trata esta señora puede dar la vuelta al mundo'".

Cortina, coautora con Vargas, de Dos vidas necesito ha señalado que "como dice el libro, dos vidas necesita pero ella tiene tres".

Además ha explicado que "Chavela vino a Madrid a despedirse de García Lorca, de sus amigos. Ella, 93 años, intuía que podía ser la última vez y tenía en su alma la idea de que venía a despedirse y se entregó como un rockero de 20 años", ha dicho. "He estado hace una hora en el hospital y me ha dicho: 'que chingada haces aquí. A España vinimos a trabajar así que, márchate'. Eso demuestra lo que es Chavela".

María Isabel Anita Carmen de Jesús Vargas Lizano (Costa Rica, 17 de abril de 1919) llegó el día 1 a Madrid para, por este orden, dar una rueda de prensa —el día 5—, el recital, con los poemas de García Lorca que recita en su último disco, La luna grande, y presentar la versión actualizada de sus memorias, Dos vidas necesito. Las verdades de Chavela.

"Mi nombre es Chavela Vargas y estoy viva. Viva de tanto vivir (...). He vivido todo, todo lo tuve y nada me quedé. Voy a vivir riéndome de la vida el tiempo que me quede sobre la Tierra. Cansada pero en paz", proclama en el primer capítulo.

El libro, con anécdotas rigurosamente inciertas que contribuyen a su mito más que al rigor histórico porque cada vez que recuerda una verdad "la cambia en otra", lo escribió a medias con su amiga, la periodista María Cortina, en 2009 y ahora, para su edición española (Montesinos), se han incorporado fotografías y dibujos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento