La unión hace la empresa

Autoempleo:
  • Otra forma de organización laboral es posible. Más democracia, más participación, más solidaridad y mucho más curro.
  • Te contamos los principales pasos que hay que dar para formar una cooperativa de trabajo asociado.
Existen 18.000 cooperativas de trabajo en todo el territorio nacional que facturan miles de millones de euros y emplean a más de 250.000 personas. (Luis Frutos)
Existen 18.000 cooperativas de trabajo en todo el territorio nacional que facturan miles de millones de euros y emplean a más de 250.000 personas. (Luis Frutos)
Autónomo, asalariado, sociedad anónima o limitada. Las posibilidades de trabajo no se acaban ahí. Si cuentas con un objetivo empresarial, con al menos tres personas emprendedoras y con un capital mínimo de 1.803,04 euros, ya cumples los requisitos imprescindibles para la creación de una cooperativa de trabajo asociado. Sólo queda diseñar los estatutos y comenzar a sudar un poco.

La diferencia fundamental con otro tipo de organizaciones mercantiles está en su mecánica de funcionamiento. El principio mayoritario rige las decisiones de la cooperativa. Su objetivo es conseguir un puesto de trabajo para sus socios con una condición esencial, porque el capital está siempre al servicio de las personas.

La Ley General de Cooperativas contempla además un tratamiento especial para los beneficios: el 20% es de reserva obligatoria y otro 5%, para programas de educación.

Existen 18.000 cooperativas de trabajo en todo el territorio nacional que facturan miles de millones de euros y emplean a más de 250.000 personas. Pero si hay un dato que no admite comparación con ningún otro tipo de empresa es que el 39% de los puestos directivos de las cooperativas de trabajo asociado están ocupados por mujeres (en el resto de empresas la cifra ronda el 10%).

Formar una cooperativa

Tras el diseño de un plan de empresa hay que completar una serie de trámites administrativos. Para la constitución de la sociedad es necesario elaborar los estatutos y acudir al notario para la firma de la escritura, liquidar impuestos (de Transmisiones Patrimoniales y de Actividades Económicas) e inscribirse en el registro de cooperativas.

Después vienen las gestiones con Hacienda, las diligencias en el Ministerio de Trabajo y, por último, las licencias municipales.

Se puede conseguir asesoramiento especializado en la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado y, a través de las delegaciones de cada comunidad autónoma, obtener la información necesaria. También imparten cursos de gestión cooperativa, después de los cuales se está en condiciones de acudir al registro, seleccionar el tipo de afiliación más conveniente y de empezar a facturar.

Ellos ya lo han hecho

Adolfo Antón Bravo. Cooperativista.

"Nosotros disponíamos de trabajos y teníamos formación y experiencia. Fuimos madurando la idea de negocio hasta que realizamos un curso de gestión cooperativa y arrancamos nuestra actividad en el año 2003".

Pedro Álvarez González. Administrador.

"Uno de los momentos más difíciles es el comienzo. Se puede acceder a diversidad de subvenciones, aunque pensamos que es más realista a la hora de constituirse trabajar en la viabilidad del proyecto y, en último caso, solicitar un crédito".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento