El PSM-IV-ExM pide que solo se sancione a los ciclistas que representen un peligro para los peatones

Propone que no se apliquen las sanciones a los ciclistas que van por aceras o parques hasta que no se desarrolle la red de carriles bici y ciclocalles

El PSM-IV-ExM ha propuesto este miércoles que la Policía Local de Palma únicamente sancione a los ciclistas que representen un peligro para los peatones, después de que la mayoría de las sanciones que se han puesto hasta el momento hayan sido leves, por el hecho de circular por donde también lo hacen los peatones.

El portavoz de la coalición en el Ayuntamiento de Palma, Antoni Verger, ha entendido que, de acuerdo con la ordenanza se pueden sancionar, indiscriminadamente, a los ciclistas que circulan tranquilamente, sin causar ningún problema o poner en peligro a los peatones, por el simple hecho de hacerlo por aceras anchas, parques, plazas, jardines o calles peatonales, ha manifestado en un comunicado.

Por ello, el PSM-IV-ExM ha anunciado que en el próximo pleno del consistorio presentará una proposición para que Cort deje en suspensión el segundo punto del artículo 23 de la ordenanza, que considera infracción leve "circular con ciclo por acera u otras zonas para peatones, no permitidas, sin provocar peligro para los usuarios de la vía".

Suspensión de la ordenanza

Así, la coalición cree que la suspensión se debe mantener hasta que se desarrolle "una verdadera red de carriles bici y ciclocalles que permita circular en bicicleta con seguridad y comodidad" entre los diferentes barrios de Palma.

Por otro lado, Verger ha explicado que la proposición que se presentará en el pleno también prevé que el importe de las sanciones impuestas a los ciclistas en aplicación de la ordenanza sea destinado a la construcción y señalización de infraestructuras, como carriles bici y ciclocalles, que posibiliten e impulsen el uso de este medio de movilidad no motorizado en Palma.

Verger ha recordado que "la coalición ya ha manifestado en varias ocasiones que aplicar de manera taxativa y literal la ordenanza puede significar el final de la bicicleta en Palma". En este sentido, ha apuntado que los usuarios de este medio de transporte no motorizado ven limitada su capacidad de desplazarse por la ciudad por la carencia de infraestructuras adecuadas, como carriles bici, que les permitan circular con seguridad.

Esta carencia, ha afirmado, "ha sido agravada por este equipo de Gobierno con la destrucción del eje principal del carril bici de Avenidas". A esto se suma las imposición de multas de 60 euros a los ciclistas que circulan por parques, jardines, plazas, aceras anchas, y calles peatonales "pese a no haya aglomeraciones y no se genere ninguna situación de riesgo, problema o molestia para los peatones".

Ciclistas están en un callejón sin salida

"El Ayuntamiento lleva a los ciclistas a un callejón sin salida", ha dicho Verger, quien, en este sentido, ha continuado que éstos no pueden circular ni por la calzada, ni por parques, plazas y aceras.

Así, ha considerado que la función de la Policía Local en relación a la circulación en bicicleta se debería limitar a la sanción de los ciclistas que realmente pongan en peligro la integridad de los peatones, "de la misma forma que deben sancionar a las personas que hacen una conducción de coche temeraria y peligrosa para los peatones y ciclistas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento