El Consejo Social de la UCA rechaza la política "indiscriminada" de recortes a los presupuestos de la universidad

El Consejo Social de la Universidad de Cádiz (UCA) ha expresado su rechazo al establecimiento de una política "improvisada, indiscriminada e incontrolada de ajustes y recortes a los presupuestos de la universidad aprobados por el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, sin atención ni audiencia a los representantes legítimos de la institución" y "sin el mínimo consenso" que garantice la participación de la comunidad universitaria en la definición y la implantación de las medidas de ahorro y de contención del gasto que se plantean.

El Consejo Social de la Universidad de Cádiz (UCA) ha expresado su rechazo al establecimiento de una política "improvisada, indiscriminada e incontrolada de ajustes y recortes a los presupuestos de la universidad aprobados por el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, sin atención ni audiencia a los representantes legítimos de la institución" y "sin el mínimo consenso" que garantice la participación de la comunidad universitaria en la definición y la implantación de las medidas de ahorro y de contención del gasto que se plantean.

En un comunicado, el Consejo social de la UCA ha destacado que las universidades, además de ser "un pilar fundamental del estado de bienestar", son "protagonistas esenciales del progreso" experimentado por el país y que contribuyen al desarrollo social, económico y tecnológico.

Por ello, declara que "no puede aceptarse" el "ataque" para la institución universitaria que supone el Real Decreto Ley 14/2012, el cual "desconoce el funcionamiento de la universidad, sus funciones y sus logros y se muestra ajeno a la naturaleza y los fines de servicio público que presta".

De esta manera, reclama que cualquier medida que suponga incrementos en los costes de los estudios universitarios vaya "acompañada de políticas de equidad y de igualdad de oportunidades que garantice a los ciudadanos el acceso y la permanencia en dichos estudios, con independencia de su condición social o económica". Demanda, asimismo, que se favorezcan políticas de empleo basadas en el conocimiento y en la mejor cualificación profesional.

Por otra parte, lamenta que las políticas de contención del gasto y de estabilidad presupuestaria sean "utilizadas como excusa para cuestionar un sistema público de formación que ha permitido a nuestra sociedad alcanzar niveles de bienestar nunca logrados hasta hoy".

Así, apela a la necesidad de seguir en la búsqueda de los recursos necesarios para que la universidad continúe ejerciendo "el papel protagonista que la sociedad le ha asignado: la creación y la transmisión del conocimiento, la formación de las nuevas generaciones y la generación de riqueza a través del conocimiento, la investigación y la transferencia de los resultados a la sociedad".

El Consejo Social es de la opinión de que la universidad "ha de asumir las difíciles circunstancias económicas actuales", pero también de que es desde la universidad y el cumplimiento de sus fines desde "donde pueden proponerse las soluciones, a medio y largo plazo, para superar esas circunstancias adversas". Por ello, "dificultar el desarrollo de la universidad e impedirle el cumplimiento de sus misiones, en pos de un mero ajuste presupuestario, va a producir efectos contraproducentes en el futuro de nuestra comunidad autónoma y de nuestro país".

En consecuencia, solicita "una mayor reflexión" en las políticas de contención y de ajuste presupuestarios que vayan a implantarse, a la vez que atención al "diálogo y compromiso" para que las mismas puedan llevarse a cabo con el "mínimo impacto negativo" posible para la sociedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento