Ocho detenidos y 76 heridos tras las cargas policiales contra los mineros en la Castellana

  • Algunos manifestantes lanzaron petardos contra la sede ministerial de Industria y piedras contra los agentes, que respondieron con pelotas de goma.
  • Tras los manifestantes iban los secretarios generales de los sindicatos UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.
  • El Gobierno dice que no dará marcha atrás y pregunta a las empresas de carbón qué hicieron con las ayudas que el Estado les dio.
  • La marcha de apoyo de por la tarde acabó en disturbios en el centro de Madrid.
Imagen de uno de los heridos que se han producido durante la manifestación de los mineros en la capital.
Imagen de uno de los heridos que se han producido durante la manifestación de los mineros en la capital.
Jorge París

La manifestación de los mineros este miércoles ante las puertas del Ministerio de Industria acabó con una carga policial por parte de los antidisturbios que protegían el edificio que dejaron 76 heridos. Por la tarde, durante una marcha de apoyo a sus reivindicaciones celebrada en el centro de Madrid, la Policía detuvo a otras 9 personas después de producirse disturbios y quema de contenedores.

Las 10.000 personas que, según cálculos de la Delegación del Gobierno en Madrid, se manifestaron este miércoles entre la Plaza de Cuzco y el estadio Santiago Bernabéu encontraron el Ministerio blindado por más de 15 furgones policiales. Un grupo de simpatizantes de los mineros, que se habían unido a la marcha a última hora, comenzaron a tirar piedras y petardos contra los agentes poco después de las 13.00 horas. Los agentes respondieron con pelotas de goma e iniciaron las cargas.

Varios de los manifestantes, así como policías y algunos miembros de los medios de comunicación resultaron heridos. Al menos un fotógrafo sufrió una brecha sangrante en la cabeza y una operadora de cámara de televisión quedó tirada en el suelo inconsciente. La policía detuvo a ocho personas —sin que por el momento haya trascendido su identidad—, mientras que 76 personas (43 civiles y 33 policías, según el servicio de emergencais Samur) tuvieron que ser atendidaa por contusiones variadas, todas leves.

Según Emergencias Madrid, ninguno de ellos revestía gravedad aunque por precaución, y para una observación más detallada, cinco de los atendidos fueron llevados a hospitales madrileños.

"El enemigo está dentro"

Según iban llegando a Industria, los manifestantes se concentraron alrededor de las vallas que rodean el perímetro de seguridad alrededor del Ministerio y lanzaron petardos al grito de "El enemigo está dentro" y "No somos terroristas, somos mineros".

Cuatro columnas de mineros de Asturias, Castilla y León y Aragón abrieron la multitudinaria manifestación, que discurrió por el madrileño paseo de la Castellana. Durante la marcha se gritaron pocas consignas, ya que el ruido de los petardos centró un recorrido sólo interrumpido cada vez que los mineros cantaban el himno 'Santa Bárbara bendita'.

Al inicio de la marcha, una furgoneta recordaba a los mineros que siguen encerrados desde hace 44 días en los pozos de Candín y Santiago, en Asturias. Mientras la marcha se desarrollaba , el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba en el Congreso el mayor ajuste sobre el déficit y los servicios al ciudadano hasta el momento.

Apoyo de los alcaldes

La marcha, en la que se congregaron miles de personas, ya se inició con grandes explosiones de petardos y un fuerte olor a pólvora. Al frente de ella se colocó la columna de mineros que se ha desplazado a pie desde las comarcas mineras hasta Madrid y tras ellos se puede ver a los secretarios generales de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, así como a los responsables de minería de estos sindicatos y los secretarios generales de los sindicatos en Asturias, Aragón y Castilla y León.

También se sumaron a la manifestación los alcaldes de la cuencas mineras asturianas, que han estado encerrados tres días en sus ayuntamientos, mientras que continúan su encierro los trabajadores de las minas de varias comunidades mineras.

Apenas ocho horas después de que finalizase en la Puerta del Sol la marcha nocturna del carbón, los mineros, respaldados por familiares y simpatizantes que han llegado a Madrid en 500 autobuses procedentes de las comarcas mineras, han emprendido el recorrido hasta el Ministerio de Industria, a cuyas puertas querína pedir que se retiren los recortes al carbón.

Nadie los recibió en el Ministerio

No estaba previsto que ningún representante del Departamento que dirige el ministro José Manuel Soria recibiera a los mineros.  Los mineros denuncian el recorte del 60% de las subvenciones para este año, que provocará, según lamentan, el cierre de las minas del carbón. Con esta marcha, que desde el pasado 22 de junio les ha llevado a recorrer cerca de 400 kilómetros desde sus respectivas localidades, los mineros han intentado catalizar el descontento de numerosos colectivos sociales afectados por los recortes.

El Gobierno considera que las empresas del carbón deben explicar tanto a los trabajadores como a los ciudadanos en qué han invertido las ayudas que han recibido por parte del Estado, según han afirmado fuentes gubernamentales.

Las mismas fuentes han señalado que el Ejecutivo no tiene intención de dar marcha atrás en sus planes de recorte de las ayudas a este sector, porque el sistema, según lo establecido por la Unión Europea, "finaliza sí o sí en 2018".

En este sentido, las mismas fuentes han puesto en tela de juicio el destino de esas ayudas porque han asegurado que "las empresas deben explicar" a los trabajadores y a los ciudadanos "dónde han invertido" esos fondos procedentes de las cuentas públicas.  También se han preguntado si los ciudadanos saben que una parte de la factura de la luz que pagan cada mes se destina a esas ayudas al carbón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento