La Conselleria de Medi Ambient i Vivenda de la Generalitat ha anunciado que en la primavera de 2007 instalará un nuevo radar meteorológico en el municipio de Tivissa (Tarragona) que hará más "ágil" y "eficaz" la predicción de temporales como el que la semana pasada afectó a Catalunya .

El rádar cubrirá las comarcas del sur de Catalunya y parte del Mediterráneo
El nuevo radar estará ubicado
a 1.000 metros de altura y será el cuarto que haya en territorio catalán. Cubrirá las comarcas del sur de Catalunya y una parte del mar Mediterráneo, que es "donde se gestan las tormentas de otoño que tanto preocupan" en Catalunya, explicó el director del Servicio Meteorológico de Catalunya , Joan Pallisé.

A parte de prevenir la llegada de tormentas, este radar también precisará el lugar y la hora concreta en que se producirán y ayudará a ayuntamientos y servicios de emergencias de la Generalitat a "gestionar antes los riesgos de inundación".

Difíciles de predecir

Joan Pallisé advirtió que la zona del mediterráneo es propensa a la formación repentina de fuertes tormentas, por lo que esta rápida variabilidad dificulta su predicción.

Los expertos señalan que las condiciones urbanísticas de gran parte de Catalunya hacen complicado evitar inundaciones
Además, señaló que las condiciones urbanísticas de gran parte del territorio hacen que muchas inundaciones sean "inevitables", en referencia a los episodios de este tipo acaecidos la semana pasada.

Pallisé hizo estas declaraciones en el marco de la IV Conferencia Europea sobre Radar en Meteorología e Hidrología (ERAD) que se celebra hasta el próximo viernes en el Museo CosmoCaixa de Barcelona, que reunirá más de 300 expertos de todo el mundo.