El Tribunal Supremo ha ratificado una sentencia de la Audiencia de Lleida que condenaba a 14 años de cárcel a un ciudadano rumano afincado en Balaguer (Lleida) juzgado por violar en cinco ocasiones a una mujer en el plazo de dos horas en julio de 2003.

Había recurrido la sentencia por considerar que no había pruebas
Según publica el diario
'Segre', el condenado, de 28 años, había recurrido la sentencia por considerar que no había pruebas de su culpabilidad, algo que el Supremo rechaza y considera que las pruebas son "contundentes".

Los resultados de ADN realizados por el Instituto Nacional de Toxicología determinaron que sólo había una probabilidad entre 140.000 cuatrillones de que el semen encontrado no fuera del acusado.