Asesinato de Giuseppe D'amico
Un coche de Guardia Civil permanece ante la puerta de de la finca (FRAN LEONARDO / EFE) FRAN LEONARDO / EFE

El conocido empresario Giuseppe D'Amico, de 57 años de edad, propietario de varios locales de copas y con antecedentes penales por tráfico de droga y tenencia ilícita de armas, que apareció ayer muerto en el interior de un cortijo ubicado en la barriada de Los Naranjos, en Pechina (Almería), se encontraba maniatado, con gran cantidad de sangre en la cabeza y en el costado derecho, y con fractura en un tobillo, según informaron hoy a Europa Press fuentes del 061 y de la Guardia Civil de Almería.

Estaba lleno de sangre negra

La Benemérita tuvo conocimiento del suceso sobre las 19.40 horas de ayer, cuando una persona alertó al Servicio de Emergencias Sanitario del hallazgo del cuerpo "lleno de sangre negra", por lo que de forma inmediata el 061 se trasladó hasta el lugar y dio aviso a los efectivos.

De momento, la Guardia Civil, que investiga los hechos y señaló que se ha decretado el secreto del sumario, no confirmó las hipótesis que se barajan sobre las causas de su muerte, pero sí se adelantó que el cadáver presentaba bastantes signos de violencia.