Anousheh Ansari, primera turista espacial (izq), se despide de su hermana.
Anousheh Ansari, primera turista espacial (izq), se despide de su hermana. (EFE)

La millonaria estadounidense de origen iraní Anousha Ansari comenzó hoy el primer vuelo de una mujer turista al espacio en la nave rusa Soyuz TMA-9 con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI).

La Soyuz TMA-9, en la que también viajan el cosmonauta ruso Mijail Tiurin y el estadounidense de origen español Michael López-Alegría, fue impulsada por un cohete Soyuz FG que despegó a las 08.09 hora de Moscú (06.09 hora española) desde el cosmódromo kazajo de Baikonur, en Asia Central.

Espero que la experiencia me haga tomar conciencia de la fragilidad del planeta y de nuestra común responsabilidad en su conservación



Por primera vez la televisión rusa transmitió en directo el lanzamiento de un cohete con una nave tripulada.

Doble misión

Anousheh Ansari, ingeniera de Telecomunicaciones y autora de varias patentes, tiene el encargo de realizar dos experimentos, uno biológico y otro médico, para la Agencia Espacial Europea.

Además, deberá tomar un gran número de fotografías y trabajará sobre proyectos educativos. La especialista en redes de comunicación prevé también difundir sus experiencias en Internet a través de un 'blog' desde el espacio.

Pocas horas antes de su despegue, Ansari declaró que espera que su experiencia le haga tomar conciencia de la "fragilidad" del planeta y de "nuestra común responsabilidad" en su conservación.

"Espero realmente que mi visión del tema cambie cuando vea la Tierra por primera vez desde el espacio", declaró este domingo la alta ejecutiva e ingeniera americana de origen iraní, en una rueda de prensa ofrecida desde el cosmódromo ruso de Baïkonour, en Kazajistán.

Sus declaraciones recuerdan a las de la primera mujer en haber visto la tierra desde el espacio, en junio de 1963, la soviética Valentina Terechkova.

Iraní de 40 años

Nacida en Irán, donde vivió hasta los 16 años, Ansari, que tiene ahora 40, llevará consigo una pequeña bandera de su tierra natal, aunque no la exhibirá en las imágenes que se difundan de su estancia en el espacio.

En los entrenamientos previos al despegue se ha visto que Ansari llevaba la bandera americana y también los colores rojo, verde y blanco de la bandera iraní sobre su traje. "No quise hacer una declaración política con ello. Nunca me ha gustado la política, ha indicado este domingo en alusión a las tensiones que enfrentan en la actualidad a su país de origen con su patria de adopción.

"Quizá no la lleve encima durante las transmisiones de televisión [la bandera de Irán], pero la tendré siempre conmigo", precisó, añadiendo que se ha entrevistado con muchos iraníes que se han manifestado "orgullosos de ver que alguien que ha nacido en Irán va a estar en el espacio".

Catorce miembros de su familia se han encontrado con la 'turista' espacial este domingo, pocas horas antes del lanzamiento de la nave que la conducirá hasta la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés).

La cápsula del 'Soyouz TMA-9' y sus tres pasajeros se acoplarán el miércoles a la ISS.