Ser un estudiante excepcional tiene premio, como el que disfrutan estos días los zaragozanos Elena Ballabriga y David Costas. Ellos son dos de los preuniversitarios con mejor expediente académico de toda España (con una media superior al 9,5) y participan, junto con otros 48 jóvenes talentos, en un gira por las principales universidades europeas.

El programa Becas Europa, impulsado por la Universidad Francisco de Vitoria, es un viaje que combina interés académico, cultural y de ocio con el objetivo de que los estudiantes profundicen en el significado de ser universitarios.

Para participar en esta expedición, estos 50 jóvenes han tenido que demostrar que son algo más que buenos estudiantes. La capacidad de liderazgo, trabajo en equipo y sus habilidades para hablar en público y debatir sobre cualquier tema de actualidad planteado al azar han sido los aspectos que, al final, les han facilitado los billetes a Europa.

Elena, David y sus compañeros ya llevan una semana de viaje. Han estado en Alcalá de Henares, Salamanca, Oxford y París, y han tenido la oportunidad de conocer en persona a Cherie Blair, primera dama británica, o a Manuel Marín, presidente del Congreso de los Diputados. En las dos semanas de viaje que les quedan por completar visitarán también las ciudades de Praga, Heidelberg y Bolonia.

Así se ven ellos

Elena Ballabriga 18 años

Elena Ballabriga Solanas siempre ha sido la primera de la clase en su colegio, el Sagrado Corazón de Jesús, en el Actur.

Asegura que le gusta estudiar y que está deseando empezar en la facultad. Cuando vuelva del viaje por Europa iniciará en la Universidad de Zaragoza la doble titulación de Derecho y Administración y Dirección de Empresas, aunque, como ella misma reconoce, nunca ha tenido una vocación muy definida. «Es una carrera que me deja muchas puertas abiertas, puedo dedicarme a la empresa privada o preparar unas oposiciones, pero todavía no lo he pensado», señala la joven para quien lo más importante es «el trato directo con la gente». De momento, Elena disfruta de su viaje por Europa, una experiencia que define como «un regalazo que, además de formarme, me está ayudando a plantearme cómo va a ser mi vida universitaria».

David Costas 18 años

David Costas Oliete es un joven con muchas inquietudes. El alumno más aventajado del IES Miguel Servet está a punto de empezar Derecho en la Universidad de Zaragoza, pero lo que realmente le gusta es la interpretación (de hecho, comenta que su interés por la abogacía le llegó viendo la serie Ally Mac Beal).

Se define como «una persona muy práctica» y por eso este año combinará la facultad con clases en la Escuela Municipal de Teatro. Su objetivo es ingresar en la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, aunque asegura que no abandonará nunca sus estudios, que quiere completar además con Criminología. «La gente me dice que cómo quiero ser actor, con las notas que saco. Pero a mí es lo que más me llena. Además, mis padres me apoyan, aunque están más tranquilos sabiendo que estudiaré también una carrera», confiesa.