Este domingo se cumplen nueve meses de la desaparición en Córdoba de los niños Ruth y José Bretón, de 6 y 2 años, un tiempo en el que el principal escenario de la investigación, la finca familiar de Las Quemadillas, se ha agotado tras una búsqueda sin cuartel de tres semanas.

Los nueve meses han transcurrido entre diferentes búsquedas, en las que se ha rastreado desde el río Guadalquivir a una gravera en Las Quemadillas, pasando por terrenos a las afueras de Córdoba y el subsuelo y alcantarillado de la red de aguas residuales de la ciudad.

Pero el núcleo central de las pesquisas para buscar a los dos hermanos se ha centrado en la finca que sus abuelos paternos tienen a escasos kilómetros de la capital, donde los investigadores se han afanado en diferentes ocasiones en buscar a los pequeños con diversas técnicas.

A pesar de la utilización de diversas herramientas, como georradares, cámaras térmicas, radiestesia y máquinas excavadoras, y de la participación de expertos —entre ellos arqueólogos y geólogos—, no se ha encontrado nada que pueda llevar a dar con el paradero de Ruth y José.

Un único acusado con poca credibilidad

El padre de los niños, José Bretón, permanece en prisión desde el 21 de octubre de 2011 —trece días después de la desaparición— por la presunta comisión de dos delitos de detención ilegal, en la modalidad cualificada de menores y con la agravante de parentesco, y por simulación de delito.

Los investigadores y el juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Láinz, no dan credibilidad a que Bretón perdiera a los dos niños en el parque Cruz Conde de Córdoba —como mantiene el progenitor— basándose en diferentes pruebas periciales que incluyen cámaras de videovigilancia en la zona, informes o el minutado de lo que pudo ocurrir en esa zona de la capital aquel día.

Por el juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, que lleva el caso, han pasado, además de Bretón en varias ocasiones, sus padres y hermanos, la madre de los niños, Ruth Ortiz —en trámites de separación de su marido—, y un primo de ella que mantuvo recientemente un careo con el padre de los pequeños.

Las múltiples comparecencias judiciales han servido para dictar auto de procesamiento contra Bretón, quien prestó su declaración indagatoria ante el juez el pasado 15 de junio.

Tras nueve meses plagados de concentraciones en Huelva y Córdoba para pedir la vuelta a casa de los niños y con Ruth Ortiz a la cabeza asegurando que Bretón es el responsable de la desaparición, el interrogante sigue siendo dónde se encuentran Ruth y José.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.