Por eso, la Policía Local reactivará a partir del jueves el despliegue especial de los fines de semana para impedir la celebración de botellones en la vía pública.

Los jueves, viernes y sábados por la noche (este fin de semana ya se han visto más policías en la calle) habrá más efectivos controlando los puntos habituales de las concentraciones: Hipercor, Neptuno, plaza Nueva, zona centro, plazas del Albaicín, Sacromonte o Albert Einstein, entre otras.

Los agentes tienen órdenes de no permitir que se hagan botellones, según fuentes policiales, con objeto de  evitar molestias a los vecinos.

El año pasado, la Policía recibió 1.166 quejas de residentes afectados por la movida nocturna, que dio lugar a 4.103 denuncias por infracciones de tráfico y congregó a 364.400 personas.