Asimismo, insistió en que se trata de una iniciativa legal y amenazó al Gobierno regional con que no tiene ningún problema «en volver a recalificar los terrenos como suelo industrial (ya lo eran antes) y meter allí una fábrica de algo».El mandatario vallisoletano explicó que la normativa permite la construcción de 70 viviendas por hectárea. «Es una cifra absolutamente legal, y pediré explicaciones», subrayó.