Serpiente de bufanda
En el mercado medieval de Algorta. Mikel Sáez