La chica, de 31 años, sufrió un derrame en el ojo derecho a consecuencia de los golpes. La víctima se presentó a las cuatro de la mañana en la comisaría de la Ertzaintza, acompañada de dos agentes de la Policía Municipal de Barakaldo, para presentar una denuncia. Seguidamente, dos ertzainas acudieron al domicilio de la pareja, en la localidad fabril, y procedieron al arresto de T. D. La mujer fue llevada al hospital.