Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", jefe de los 'comandos' de ETA, exigió a José Antonio Urrutikoechea, "Josu Ternera", que durante las inminentes conversaciones que mantendrán con representantes del Gobierno, planteen un ultimátum en cuestiones relativas a la legalización de Batasuna y su participación en la mesa de partidos que aborde la autodeterminación, según publica hoy ABC .

Este planteamiento procede del sector "duro" de la banda, encabezado por el propio "Txeroki", que habría radicalizado su postura en el último debate interno de ETA, celebrado el pasado agosto y que sucedería al mantenido a finales de 2005, en el que "Ternera" consiguió imponerse a este sector etarra para establecer su estrategia negociadora.

ETA, por otro lado, habría acordado que sólo se compremeterán a renunciar a las armas, en caso de que la mesa multipartita aborde la autodeterminación y el acercamiento de presos, con Batasuna en esa reunión.