El estrés de los animales obligó ayer a cerrar el Parque Zoológico
Varias familias se quedaron ayer con las ganas de visitar el zoo tras su improvisado cierre (Roldan Serrano).
El Ayuntamiento había anunciado la apertura este fin de semana de 10.30 a 12.30 horas y en los sucesivos días de forma paulatina para no estresar a las fieras, que han permanecido varios años sin olfatear ni ver campar por el zoo al ser humano y sus crías. La gran cantidad de personas que acudieron a la inauguración del sábado obligó ayer a cerrar el zoo para dar reposo a los animales, que no tuvieron la culpa de la irritación e indignación de las personas que acudieron a visitarlos.