El Gobierno vasco pondrá en marcha el Observatorio de la Cultura, con el objetivo de hacer un seguimiento, recoger información y tomar decisiones una vez observadas las carencias. Este observatorio, con sede en Lakua, contará con el apoyo de las tres Diputaciones, Eudel y el Eustat. Será un mecanismo para tratar de que la cultura sea un elemento central de desarrollo.