Ésta es una de las conclusiones de un estudio elaborado por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad.

La carne suele comprarse cortada en el propio mostrador, un hábito afianzado por la "honestidad y profesionalidad del vendedor".

Los madrileños, sin embargo, están por debajo de la media nacional en consumo de huevos: comen una media de 193 al año, frente a los 217 que se toman en el conjunto de España.