La llave de paso para regar los jardines comunitarios de la capital no debería haberse girado desde noviembre del año pasado en Málaga. Pero no está siendo así, sobre todo durante el pasado agosto, según la Cuenca Mediterránea Andaluza.

Situación actual

Argumentación: El organismo de la Junta de Andalucía afirma que el uso de agua potable en las zonas verdes, prohibido por el decreto de sequía, es la causa de los consumos excesivos durante el mes pasado.

Qué dice la ley: Determina un máximo de 230 litros por habitante y día, pero la capital ha gastado entre 258 y 246 litros.

Utilización de las fuerzas de seguridad: El director de la Cuenca, Antonio Rodríguez Leal, recalca que la solución a estos excesos es que la Policía Local multe a quienes riegan el agua destinada a que la población malagueña beba, «como ya han hecho otros ayuntamientos».

Riego separado: «Uno de los factores que ayudaron a la Costa del Sol occidental a salir de las restricciones del decreto en junio fue que la mitad de sus urbanizaciones tienen circuitos para el riego separados del abastecimiento a los hogares», cuenta Rodríguez Leal. El control es así más fácil porque se permite cerrar una tubería sin que afecte al consumo humano.

Medidas más duras

Si seguimos gastando más: La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta coves, ha advertido de que podría abrir un expediente sancionador contra el Ayuntamiento e incluso endurecer las restricciones.

Vasos medio vacíos...

O medio llenos: Mientras, el Ayuntamiento de la capital afirma que ha reducido el consumo de agua en 3.800 millones de litros respecto al año pasado. Pero Rodríguez Leal matiza: «Málaga gasta menos agua que en 2005, pero más de la cantidad que determina el decreto de sequía».

Últimas lluvias

Poco rendimiento: La tormenta de principios de semana descargó sobre todo en la costa y no en la ubicación de los pantanos. Las precipitaciones dejaron 13 litros por metro cuadrado en el Conde de Guadalhorce y 17,2 en La Viñuela.

«No podemos multar»

Fuentes municipales aseguran a 20 minutos que el Ayuntamiento no puede multar: «No podemos porque la Junta aún no ha dado el visto bueno al plan de emergencia que nos encargó hacer en su decreto de sequía», indicó un portavoz. «Sin que la Junta avale nuestro plan, nosotros no podemos desarrollar una ordenanza que nos permita sancionar por consumo excesivo de agua», dijo.