Rubén Vázquez. comercial, 28 años.

«Podrían volar a Barcelona o a Valencia también». «Si se lleva hablando tanto tiempo de esto es porque hay demanda. Supongo que ahora tendrán esta conexión de prueba, pero no estaría mal que volasen a Barcelona o a Valencia también. En cualquier caso, no creo que desaparezca la competencia con Santiago, allí van por delante de nosotros».

Beatriz Vega. en paro, 33 años.

«No me acabo de creer que sean tan baratos». «No creo que se llenen los aviones. Además, no me acabo de creer tampoco lo de los precios baratos. De todos modos, deberían arreglar antes otros medios como el tren: es una vergüenza que se tarde tanto tiempo. Para volar siempre he utilizado el aeropuerto de Santiago, desde allí puedo ir a cualquier sitio».

Marcos Bermejo. estudiante, 26 años.

«Me gustaría que hubiese conexión con el sur». «La gente seguirá siendo fiel al medio de transporte al que esté más acostumbrada. Quizá los jóvenes sean quienes salgan más beneficiados, porque son los que más usan estos aviones. Echo de menos que no haya otros destinos; para viajar al sur hay que ir necesariamente en autobús».

Natalia Cives. estudiante, 20 años.

«No podemos depender siempre de Iberia». «La gente que viaje habitualmente a Madrid sí lo agradecerá, para el resto no creo que suponga gran cosa. Lo que no me parece nada bien es que tengamos que depender siempre de Iberia. Más adelante, no me importaría que también hubiese vuelos de bajo coste hasta Barcelona y otros destinos».

Ángel Gómez. repartidor, 26 años.

«Yo cogería el avión antes de darme una paliza en coche». «Creo que la gente se va a animar a volar. Yo, desde luego, cogería el avión antes de pegarme una paliza en el coche que, además, me va a salir igual o más caro. También me parece una pérdida de tiempo tener que ir hasta Santiago a coger un avión, tardas tanto como en volar a Madrid».

Andrés Vila. hostelero, 19 años.

«Deberían bajar los precios de todas las aerolíneas». «Es barato y tiene muchas salidas a Europa. Deberían bajar los precios de todas las aerolíneas y que no hubiese que hablar de las de bajo coste. Aquí hay muchos estudiantes de intercambio europeos, así que no estaría mal que se pudiese volar hasta Gran Bretaña o incluso dentro del propio país».