Las conversaciones, en su mayoría telefónicas, de los principales imputados por presunta corrupción en el Ayuntamiento de Marbella fueron pinchadas por la Policía Nacional entre diciembre y marzo, según Sur.

Como consta en el sumarío, hecho público parcialmente, en estas conversaciones los implicados hablan entre sí y con supuestos testaferros sobre el cobro de comisiones y dinero negro.

Carlos Fernández

Fuentes de la defensa jurídica del ex edil del PA han anunciado que éste se entregará en noviembre o diciembre. Sobre él pesa una orden de detención dictada en julio por estar supuestamente implicado en la corruptela municipal. «Está esperando ciertas nulidades que podrían producirse en los próximos meses», explicó Fernández a su entorno, según las citadas fuentes.