El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado que el "problema" en la Comunitat Valenciana en cuanto a los casos de corrupción política es que "hay una acumulación tremenda", después de que este jueves un juez haya pedido para la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y su antecesor, Luis Díaz Alperi, la imputación de los delitos de información privilegiada, tráfico de influencias y cohecho, en relación a la pieza del caso Brugal que investiga presuntas irregularidades en la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad.

Rubalcaba se ha expresado en estos términos durante una conferencia ofrecida en el Club Información, en la capital alicantina, al abrirse un turno de preguntas para los asistentes al acto, y después de que una de estas cuestiones hiciera referencia a la petición del titular del juzgado número 5 de Alicante, que investiga presuntas irregularidades en la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante en una pieza separada del caso Brugal, ha solicitado la imputación de Castedo y de Alperi, por los presuntos delitos de información privilegiada facilitada por autoridad, tráfico de influencias y cohecho.

Así, el líder de los socialistas ha manifestado que no es partidario de decirle a nadie lo que "hacer en su casa, como tampoco" le gusta que se le digan a él, si bien ha apuntado que, en su opinión, el problema de la Comunitat es que "llueve sobre mojado, hay una acumulación tremenda", y ha instado al PP valenciano a "hacérselo mirar".

Al mismo tiempo, ha recordado unas palabras de la primera edil de Alicante, pronunciadas en junio de 2011, en las que subrayó que en España se vivía en "un estado absolutamente policial" y que tenía "miedo" de que el por entonces candidato socialista a las elecciones generales fuera Rubalcaba, "un personaje siniestro", a su juicio.

"Parece que ahora no es la policía de Rubalcaba sino la de Fernández", en alusión al actual ministro del Interior, Jorge Fernández, "y a ti —a Castedo— te va igual de mal", ha expresado.

"cauto y prudente"

No obstante, ha mostrado su intención de ser "cauto y prudente" en este tema, y ha resaltado que si en el PSOE, algún militante aparece implicado en alguna causa de corrupción, se le aparta de militancia hasta que se resuelve el proceso, momento en que se toman las medidas oportunas en función de la resolución.

En cuanto a la Comunitat, ha incidido en que la "ciudadanía puede pensar que tenía gobernantes que pensaban en otras cosas", y ha considerado que la región vive una crisis "no sólo económica, sino también moral e institucional".

Consulta aquí más noticias de Alicante.