Las obras de la segunda fase del Tranvía en el entorno de Plaza de España, Independencia, Plaza de Aragón y Plaza Paraíso entran en su recta final sobre las afecciones a la movilidad y a lo largo de las próximas dos semanas se ejecutarán los trabajos necesarios para habilitar todas las calzadas que, de manera definitiva, quedarán abiertas al tráfico.

La realización de esta fase de las obras, que incluye el fresado y asfaltado de la calzada en toda la zona, así como la posterior pintura de las marcas viales y la puesta en marcha de toda la regulación semafórica, se hará de manera progresiva, intentando evitar al máximo las molestias a los conductores y a los ciudadanos en general.

No obstante, será imprescindible ocupar temporalmente carriles y realizar desvíos momentáneos para poder llevar a cabo dichos trabajos, han precisado desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Desde este viernes, se asfaltará y pintará el carril de Independencia en sentido Plaza Paraíso, sin afección al tráfico puesto que está actualmente cerrado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.