La Diputación de Castellón, a través del área de Desarrollo Rural, va a desembolsar 6.000 euros para comprar 30 toneladas de alfalfa en rama con la que abastecer las explotaciones agropecuarias del Alto Palancia afectadas por el incendio con el objetivo de garantizar el sustento de los animales durante los próximos días.

De este modo, el diputado del área, Domingo Giner, ha hablado con los alcaldes de los municipios que se han visto dañados por el fuego para averiguar el número de granjas afectadas y con necesidad inminente de abastecimiento.

En la mayoría de los casos, las llamas han destrozado parte de los campos que servían de alimento para los animales, principalmente cabras y ovejas, según ha informado la Diputación en un comunicado.

Asimismo, a partir de esta tarde tanto el diputado como los técnicos provinciales se desplazarán hasta las siete granjas que han solicitado ayuda hasta ahora, cuatro de Teresa, dos de Altura y una de Sacañet, con el fin de certificar los daños y tramitar el suministro. Se espera que el sábado se desplace hasta la zona el primer camión de forraje.

"En momentos de necesidad como éste la Diputación tiene que ser la primera administración en estar al lado de nuestro entorno rural, porque sabemos que del sector primario viven muchas familias en esta provincia y porque creemos en nuestro productos como generadores de riqueza", ha apuntado Giner.

Por otro lado, los seis pueblos afectados por el incendio -Sacañet, Bejís, Altura, Jérica, Teresa y Viver-, ya han presentado la memoria de daños en el centro Cedes de Segorbe para optar a la partida de ayudas de la Diputación, dotada con 100.000 euros, que se va a destinar a restablecer los servicios básicos municipales.

Consulta aquí más noticias de Castellón.