((Atención abonados. Esta noticia amplia y sustituye a la enviada anteriormente con el siguiente titular:

UIMP.- Ruano destaca el compromiso del Gobierno en la defensa de la propiedad intelectual con un régimen "pionero" ))

Los portavoces de los Grupos Parlamentarios Popular, Socialista y Catalán (GC-CIU) en la Comisión de Cultura, Juan de Dios Ruano, José Andrés Torres Mora y Montserrat Surroca, respectivamente, coinciden en la necesidad de abordar un cambio de la actual legislación de propiedad intelectual.

Así lo han manifestado este jueves en una mesa redonda celebrada, durante el transcurso de la segunda jornada del XXVIII Encuentro de la edición 'Pancho Pérez González' que se celebra en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander .

Los tres diputados han expresado su convencimiento de que el desarrollo tecnológico que se está produciendo no puede ser un "freno" ni "poner en peligro" la capacidad de los autores para disfrutar de un derecho que "no debería estar en cuestión".

Además, han señalado que el desarrollo de la Ley de Economía Sostenible y la disposición que se ha dado en denominar Ley Sinde-Wert "está contribuyendo ya a paliar las vulneraciones de este derecho".

Según expuso Juan de Dios Ruano, portavoz del Grupo parlamentario popular, la nueva legislación debe estar basada en claves digitales y debe constituir "un marco que dé seguridad jurídica y respaldo a los titulares de la propiedad intelectual y a la creación.

A su juicio, "tiene que responder a las actuales necesidades actuales y poner límites y soluciones a cuestiones como la copia privada, la compensación equitativa a los autores o al propio derecho a la propiedad intelectual".

En su opinión, "la actual situación requiere que se adopten "soluciones globales. "Tenemos que ser conscientes del carácter global del problema", manifestó, tras exponer que "los datos que manejamos señalan que la mayoría de las páginas en las que se están produciendo vulneraciones al derecho de propiedad intelectual o bien operan desde el extranjero o tienen dominios en el extranjero, lo que convierte el problema en algo global".

En concreto, según sus cifras, el número de páginas españolas, con dominio español, que vulneran la propiedad intelectual es inferior al 10%.

Por su parte, la portavoz del Grupo Catalán, Montserrat Surroca, señaló que su grupo "siempre ha defendido la necesidad de proteger al autor y a la creación porque esto es una garantía del desarrollo cultural de un país", al entender que es algo "fundamental para el desarrollo de nuestras industrias culturales".

Tal y como defiende, "deberíamos contar con un modelo que protegiera los derechos con elevadas garantías". En este sentido, consideró que la Ley Sinde era "necesaria aunque insuficiente".

Surroca afirmó que entre los grupos parlamentarios mayoritarios hay coincidencia en las líneas generales pero hay "discrepancias" en la forma en la que conseguir los objetivos.

"Esto también ocurre dentro de los propios partidos. No obstante, nosotros hemos conseguido dentro de CIU, llegar a unos acuerdos que creemos han de marcar nuestra posición en la futura Ley", dijo.

Y citó al respecto algunas cuestiones, como que Internet ha de ofrecer un marco seguro para que las empresas culturales puedan desarrollarse; la remuneración adecuada a los autores por la cesión de los derechos; la necesidad de buscar instrumentos de gestión del canon; y la necesidad de realizar tareas de formación y concienciación de los usuarios de la importancia de los derechos de autor y de las implicaciones que tienen las descargas ilegales en la cultura.

Por su parte, José Andrés Torres Mora, portavoz del Grupo Socialista, afirmó que "llevamos mucho tiempo quejándonos de las mismas cosas porque no hemos conseguido hacer que las cosas cambien".

En su opinión, esto ha sido así porque "no hemos sido capaces de conseguir que converjan los diferentes intereses que existen en un asunto de la trascendencia de este".

"Ha habido asimetrías según los sectores. En alguno de ellos nos hemos encontrado con silencios e insultos realizados desde el anonimato que han contaminado el debate. Algunos intereses lo han estado condicionando y algunos sectores han elegido portavoces que quizá no eran los más adecuados", afirmó.

Torres Mora se mostró partidario de que fuera el propio mercado quien decidiera qué modelos son obsoletos y cuáles no. "Yo defiendo que sea el mercado quien decida lo que es válido y lo que no y que no haya condicionamientos externos que pretendan imponer lo que ha de estar vigente y lo que no", argumentó.

El papel de cedro

La entidad CEDRO, en una mesa precedente, solicitó que la futura Ley de Propiedad Intelectual otorgue un tratamiento específico al libro. Asimismo, pidió que ésta mantenga la compensación por copia privada y establezca una licencia obligatoria para la reproducción de obras de texto en los ámbitos educativos y empresariales.

Magdalena Vinent, Directora General del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) se mostró confiada en que el Gobierno "haga lo necesario para que los autores y editores sean remunerados de manera justa por los usos de sus obras en el sector educativo y el empresarial, por la copia privada y por el préstamo en las bibliotecas".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.