Los técnicos del Museo de la Catedral estudian cómo exponer el Códice Calixtino una vez que vuelva al templo, ya que el Cabildo le ha expresado el deseo de que el público pueda acudir a ver la joya del Archivo, que ha permanecido desaparecida durante un año. Sin embargo, el director museístico, Ramón Yzquierzo, desaconseja convertir en permanente la muestra, puesto que es una obra delicada que se podría deteriorar.

En declaraciones a Europa Press, ha señalado que no es una pieza "fácilmente exponible" y hay que "estudiar las posibilidades que ofrece" para realizar una exposición de la obra, la cual, pese al lugar en el que ha estado, no presentaba desperfectos.

De todas formas, tampoco se baraja realizar una copia de la que también es la primera guía de peregrinos a Compostela, al respecto de lo que ha recordado que el Museo ya cuenta con un facsímile de la obra.

La historia contemporánea del Códice revela que esta pieza apenas había salido del Archivo de la Catedral y, de hecho, "nunca se prestó", ha indicado el director del Museo, quien explicó que sólo una cesión en 1993, Año Xacobeo.

"Por sus especiales características para preservar las tintas, por diferentes razones, tiene unas exigencias muy importantes, de control de temperatura, de humedad...", ha señalado Yzquierdo, quien ha manifestado que él, "personalmente", no es "favorable" a realizar una exposición permanente.

Con todo, ha apuntado como posibilidad la realización de una pequeña exposición temporal para dar a conocer el Códice. "Ahora que la gente se ha enterado de que existe, por esta mala noticia, puede ser una oportunidad para dar a conocer esta pieza", ha indicado.

"todo no puede dejarse en manos de la catedral"

Ramón Yzquierdo advierte de que hay "piezas de especial relevancia" en el templo y el museo. "Todo lo referente a la Catedral no puede dejarse en manos de la Catedral. Si es de todos, lo ideal es que todos participásemos en él", ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, en torno al cuidado de este valioso documento.

Por otro lado, ha confirmado que el Museo tiene todos sus fondos "inventariados", una labor que viene de los años 90, por lo que al respecto del robo de piezas, considera que deben ser "menores" y pudo haber ocurrido hace años.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.