El episodio de calima que se vivió en las Islas Canarias entre los días 25 y 28 de junio no se había repetido en el archipiélago en dicho mes desde 1983, tal y como se desprende del Avance Climatológico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) correspondiente al pasado mes.

Durante los días 25, 26, 27 y 28 de junio, Canarias se vio afectada por vientos del sudeste que estuvieron acompañados de una intrusión de calima muy rara en este mes dada su extensión, dimensión vertical (medianías y costa), intensidad y persistencia. De hecho, desde 1975 sólo se ha producido en el sexto mes del año un caso de magnitud similar entre los días 12 y 14 de junio de 1983.

Según el informe de la Aemet, el pasado mes las noches frescas pasaron a tener una presencia residual en la costa. Sólo en zonas ventosas, como Jandía (Fuerteventura), sigue predominando esa sensación, siendo preponderantemente agradables en el resto.

La ola de calor de finales de junio cobra asimismo protagonismo porcentual, pues cerca de un 10 por ciento de los casos corresponden a noches cálidas o de bochorno, sensación percibida nocturnamente por vez primera en lo que va de año en algunas zonas de La Gomera y Gran Canaria.

En las medianías, la sensación de frío, todavía con notable presencia en mayo, desaparecieron por completo en junio. El 90 por ciento de las noches fueron frescas, correspondiendo a las calurosas, causadas por la ola de calor, algo menos del 5 por ciento. En zonas de montaña, la entrada del verano se celebró con una notable disminución de noches muy frías.

Dependiendo de las zonas, a mediodía las sensaciones agradable o de calor son las que prevalecen en la costa; en las medianías, las agradables; en zonas de montaña, las frescas. A finales, con la ola de calor, se sufrió una sensación de bochorno fuerte en zonas del sur de Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife.

Por su persistencia (3 días), extensión (todo el archipiélago) y temperaturas alcanzadas, este episodio cálido se nos aparece como extemporáneo en el amplio marco de los últimos 50 años, pero nada infrecuente, por el contrario, en el más reducido de los últimos cinco o diez años.

Las anomalías térmicas respecto a los valores normales fueron marcadamente positivas, con unos +2.1ºC de media, destacando las de +3.2ºC en el Aeropuerto de Fuerteventura y de +2.6ºC en el Aeropuerto de El Hierro.

La primera decena del mes se caracterizó por mínimas relativamente altas, con máximas poco destacables. A partir del 9, las mínimas descendieron ligeramente, volviendo a aumentar debido a la advección cálida por flujo este-sudeste de los días 24 a 28, la cual dejó las máximas del mes, como los 42.6ºC del día 27 en Tasarte-San Nicolás de Tolentino (Gran Canaria).

Junio húmedo

El estado de la atmósfera sobre Canarias en junio ha sido similar al del pasado mes de mayo, es decir, predomino de altas presiones, con el paso ocasional del extremo de frentes asociados a centros de bajas presiones, situados muy al norte o al noroeste o del archipiélago, aportando inestabilidad a la humedad transportada por los alisios y ocasionando algunos episodios de precipitaciones, siendo las más generalizadas las de los días 7, 8 y 22, además de otras más aisladas, debidas a la acumulación local de humedad.

Esta situación sinóptica como generadora de las precipitaciones, queda reflejada en el patrón de las mismas: concentradas en la zona norte de las islas de relieve más significativo.

Los volúmenes medidos permiten calificar al mes, en términos generales, como húmedo, destacando —por la extensión de las zonas a las que afectó— el carácter muy húmedo en las zonas este y noroeste de Gran Canaria.

La intensidad de las precipitaciones fue de débil a moderada, destacándose los 12.0mm/h en San Andrés y Sauces (La Palma) durante el día 7, así como los 10.8mm/h en La Victoria (Tenerife) el día 8. En cuanto a precipitación acumulada diaria, destacan los 20.4mm en La Victoria (Tenerife), los 17.8mm en Las Mercedes (Tenerife), así como los 12.6mm en Valleseco (Gran Canaria), todas las cantidades referidas al día 8.

Entre el 10 y el 13 se desarrolló un episodio de alisio fuerte, el único relevante del mes. El 11 hubo rachas de viento muy fuerte en el 30 por ciento de las estaciones. La más alta del mes se observó el 13 en San Nicolás de Tolentino: 112km/h. También se registró el día 11 el recorrido máximo diario del viento: 134 km en el Alto de Igualero.