La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha reprochado este jueves al vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, que intente utilizar "como plataforma de enfrentamiento entre administraciones" la entrevista que pidió mantener con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y que le fue concedida de inmediato al igual que se ha hecho con los representantes de otras administraciones públicas.

Crespo ha recordado en un comunicado que el objetivo del citado encuentro era "hablar de la reforma de la administración local, que es la que debate el Consejo de Ministros, y no cabe intentar engañar a la opinión pública diciendo que se van a incluir en el orden del día cuestiones relativas al Estatuto de Autonomía y la financiación autonómica, que es un asunto que corresponde debatir en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera".

A juicio de la delegada del Gobierno, el vicepresidente ha dado un paso más en "la campaña de victimismo que ha iniciado para intentar echar balones fuera y no asumir sus propias responsabilidades, tratando de contentar a sus bases para justificar su presencia en el Gobierno bipartito".

"En lugar de dedicarse a gobernar, Valderas llama a la movilización en la calle. Pide que la gente se movilice incluso contras las iniciativas que él mismo aprueba en el seno del Consejo de Gobierno", ha señalado la delegada, para quien el vicepresidente utiliza "un doble lenguaje que no es bueno para la estabilidad de su Gobierno ni para los andaluces".

"Desgraciadamente esto es lo que nos vamos a encontrar durante la legislatura, porque el Gobierno bipartito está utilizando las medidas que adopta el Gobierno de Mariano Rajoy en su lucha constante contra la crisis como bandera política de confrontación", según ha expresado. En este sentido, ha dicho que "el Gobierno andaluz debería explicar por qué baja el sueldo a los funcionarios públicos y, al mismo tiempo, aumenta hasta los 3.322 millones de euros el presupuesto de las agencias, empresas, fundaciones y consorcios que integran su administración paralela".

Crespo ha considerado, por otro lado, que el vicepresidente Valderas "no está haciendo honor a su cargo institucional como vicepresidente de una comunidad autónoma tan importante como Andalucía, intentando manejar a su antojo cuestiones de gran relevancia", que deben debatirse en los consejos pertinentes. "Hay que respetar las reglas, los cargos institucionales, las formas y, sobre todo, hay que respetar a los ciudadanos", ha apuntado.

"Lamentamos su actitud y que pretenda usar la buena disposición que tiene el Ministerio de Hacienda para intentar acercar posturas a la hora de abordar la reforma de la administración local, dialogando con la Junta de Andalucía", ha expresado Carmen Crespo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.