La Policía Nacional de Guadalajara ha detenido en Denia (Alicante) a M.A.C.Q., de 39 años de edad, y a su esposa, N.M.L.A., de 40, por coaccionar a 84 chicas a través de redes sociales a intercambiar ficheros propios de pornografía infantil, acción conocida como 'Grooming'.

Tras la denuncia efectuada en Guadalajara por parte de una menor que estaba siendo coaccionada por estas dos personas, funcionarios de la Comisaría de la capital alcarreña especializados en delitos tecnológicos iniciaron las correspondientes investigaciones que finalmente lograron la plena identificación de los autores, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Posteriores gestiones llevaron a los agentes a localizar el domicilio de los denunciados en la localidad alicantina, desde donde realizaban las conexiones, por lo que tuvieron que desplazarse a dicha población para efectuar su detención.

En el interior del domicilio se localizó numeroso material informático, dándose la circunstancia de que para efectuar las conexiones utilizaban de forma fraudulenta la red 'wifi' de uno de sus vecinos para conectarse sin ser identificados, sin que el titular de la línea tuviera conocimiento de este ilícito penal.

Los detenidos tenían en su poder numeroso material pornográfico de niñas menores de edad con las que conectaban a través de las redes sociales. Una vez conseguían la confianza de las menores y lograban que les admitieran como amigos, las coaccionaban diciéndoles que tenían fotografías "comprometidas" e incluso con amenazas de muerte hacia ellas y sus familiares, y que las difundirían a través de Internet a todos sus contactos, todo ello con el objeto de que les hicieran entrega de fotografías y videos en actitudes pornográficas, los cuales eran compartidos por el matrimonio detenido.

Los dos utilizaban diferentes nombres de usuario con la finalidad de hacerse pasar por menores de edad y eran usuarios de varias redes sociales, tales como Tuenti, Facebook, o Twitter. Igualmente, según la Delegación, se ha demostrado que utilizaban las nuevas tecnologías en cuanto a telefonía móvil, intercambiando ficheros mediante programas de mensajería instantánea como Wasapp.

Hasta el momento se han localizado a ochenta y cuatro chicas perjudicadas que utilizaban el Tuenti para el intercambio de ficheros de pornografía infantil, estándose en estos momentos tratando de identificar a más perjudicadas en otras redes sociales, contando para ello con la colaboración de la Sección Técnica de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional.

La lista de perjudicadas sigue creciendo conforme avanzan las investigaciones, extendiéndose a poblaciones de toda la geografía nacional, habiéndose tomado exploración a menores perjudicadas en Tenerife, Granada y Guadalajara.